“La La Land”, las 14 nominaciones más cantadas a los premios Oscar

Tras las polémicas por la gran cantidad de nominados blancos de los último años, la Academia presentó una lista más diversa.

Hollywood le cantó y bailó… a Hollywood y el Oscar está listo para premiar ese homenaje: el musical “La La Land” acaparó ayer las nominaciones al más prestigioso galardón del cine que se entregará el 26 de febrero, y se presenta desde ya como clara favorita.

Después de arrasar en los Globos de Oro, donde se llevó los siete premios a los que estaba nominada, el tributo de Damien Chazelle a la época de oro de los musicales de Estados Unidos recibió 14 indicaciones a los Oscar.

Son las mismas que recibieron “All About Eve” (1950) y “Titanic” (1997). La primera terminó con seis estatuillas y la segunda con once, un récord que comparte con “Ben Hur” y “El señor de los anillos”.

A la ceremonia de entrega de los premios, que se celebrará en el teatro Dolby de Hollywood, “La La Land” compite en las categorías de Mejor dirección y Mejor película.

También aspira a Mejor actor y actriz por los papeles de Ryan Gosling y Emma Stone en la historia de amor entre un cantante de jazz y una joven actriz que está a punto de abandonar Hollywood después de muchos portazos en la cara y audiciones fracasadas.

Asimismo en Mejor fotografía, vestuario, edición, banda sonora, canción original –con dos piezas: “City of Stars” y “Audition”-, diseño de producción, edición y mezcla de sonido, y guión original.

En segundo lugar quedó la película de ciencia ficción “La llegada” y el drama “Moonlight”, ambas con ocho (ver lista de nominaciones aparte).

Tras dos años de furor por unos “OscarsTanBlancos (OscarsSoWhite), la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas presentó una lista mucho más diversa de nominados, encabezada por el luminoso retrato de Barry Jenkins sobre el paso a la adultez “Moonlight’’, “Fences’’ de Denzel Washington y “Hidden Figures’’ de Theodore Melfi.

Millones y rating

La mayor sorpresa fue el apoyo recibido por Mel Gibson, quien por años fue evitado en Hollywood. Su drama sobre la Segunda Guerra Mundial “Hacksaw Ridge’’ no solo fue nominado a mejor película, Gibson también recibió una inesperada mención como director.

Ya sea justamente o no, las nominaciones fueron vistas como una prueba para la reformada academia de cine. Será la primera votación desde que la presidenta de la academia Cheryl Boone Isaacs instauró nuevas reglas de membresía y añadió 683 nuevos miembros en busca de diversificar a un grupo predominantemente conformado por hombres blancos de edad avanzada, que ahora asciende a 6.687 personas.

Aunque “La La Land’’ y otras nominadas a mejor película como “Arrival’’ y “Hidden Figures’’ se acercan a los 100 millones de dólares en la taquilla norteamericana, ninguna de las candidatas en el rubro ha amasado más de esa suma.

Tras haber tenido una presencia inesperada en la temporada de premios, la cinta de un superhéroe pedante “Deadpool’’ (que recaudó 363,1 millones de dólares) no logró figurar en los Oscar, lo que coloca a las candidatas de este año entre las menos lucrativas de la historia.

El trabajo normal del Hollywood actual, manejado por intereses empresarios, se aparta cada vez más de la temporada de premios de la industria, donde filmes más pequeños y aclamados por la crítica como “12 Years a Slave’’, “Birdman’’, “Boyhood’’ y “Spotlight’’ han dominado recientemente. Solo uno de los grandes estudios, Paramount, que distribuyó “Arrival’’ y “Fences’’, consiguió una nominación a mejor película.

Amazon, sin embargo, obtuvo su primera postulación por “Manchester by the Sea’’ de Kenneth Lonergan, que el servicio de streaming distribuyó en sociedad con Roadside Attractions.

La escasez de éxitos de taquilla representará un reto para el presentador Jimmy Kimmel, quien fungirá por primera como anfitrión en la ceremonia del 26 de febrero. Los ratings han estado en declive los últimos dos años. La emisión de 2016, presentada por Chris Rock, atrajo 34,4 millones de espectadores, el nivel más bajo en ocho años.

El espectáculo de Rock, que el comediante presentó como “los People’s Choice Awards blancos’’, estuvo plagado por el debate sobre la falta de diversidad en Hollywood. Este año, cuando la política podría acaparar la luz de los reflectores, seguramente será visto como una mejora. Pero muchos han sostenido siempre que los problemas de inclusión de la industria no se basan en sus entregas de premios sino en sus poderosos corredores: ejecutivos, agentes y productores.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios