La escuela La Llave lleva 153 días sin gas

La obra se realizó pero el municipio todavía no compró 11 calefactores y un termotanque. El frío en las aulas complica el dictado de clases.

La escuela La Llave lleva 153 días sin gas

La escuela municipal de arte La Llave lleva 153 días sin gas y con un escaso sistema de calefacción eléctrica, por eso el gremio de los trabajadores municipales Soyem alzó la voz de alerta y pide acciones urgentes al gobierno.

La escuela que a comienzos de año tuvo 1.700 alumnos perdió el 50% de la matrícula en estos meses producto de la suspensión de algunos talleres para niños y de la decisión de los padres de no enviar a sus chicos a un edificio donde la calefacción escasea.

En el establecimiento dedicado a la enseñanza de distintas disciplinas del arte, se dictan unos 25 talleres para chicos, adolescentes y adultos.

“Los compañeros pusieron voluntad, trajeron artefactos eléctricos, siguieron dictando clases en estas condiciones pero no hay respuesta del gobierno”, se quejó Juan Fuentes, secretario general de Soyem que esta mañana se constituyó en la escuela para brindar el apoyo del gremio a los trabajadores.

Cuando en marzo se retiró el medidor de gas por pérdidas la escuela estuvo tres semanas sin clases y luego retomaron las actividades con calefacción con artefactos eléctricos que el municipio no proporcionó para todas las aulas y fueron los docentes los que llevaron sus propios artefactos.

Javier Cattaneo, director de la escuela, precisó que no hay decisión de suspender las clases ni tomar medidas de fuerza por el momento pero que obligados por el frío de algunos días, en agosto se cancelaron las clases 4 días y se anularon algunos talleres de chicos “porque no es el ámbito para dar clases”.

El Soyem señaló que el gobierno realizó la obra de gas tras el retiro de los medidores y las objeciones realizadas por Camuzzi en marzo pero todavía no se compraron 11 calefactores, un termotanque y una cocina que deben ser instalados y luego sometida la obra y las conexiones a la revisión de Camuzzi para que autorice nuevamente el servicio.

Fuentes remarcó que el carácter de la escuela de arte es “social donde vienen chicos de los barrios y adultos mayores” y señaló que “los artefactos que faltan cuestan 150.000 pesos que no se invierten pero sí hay 2 millones de pesos para gastar en contratos políticos”.


MUNICIPIO

La Escuela de Arte La Llave continúa cerrada. Desde hace una semana el municipio dispuso la inspección de los calefactores y la conexión de gas ante el reclamo de la comunidad educativa que alberga a 1500 alumnos.

El reclamo de los docentes, empleados municipales y alumnos congregó a unas cien personas a un simbólico abrazo de la emblemática escuela municipal que funciona desde hace 30 años en el Alto.

El intendente Gustavo Gennuso, tras el abrazo del que participó su propia subsecretaria de Cultura, Ana Gerón, dispuso el inicio de una inspección edilicia para realizar las reparaciones. Hasta el momento solo se desarmaron los calefactores (sumarían unos 15 en todo el edificio) y comenzaron a inspeccionar las conexiones de gas pero aún no se elevó el informe final del gasista matriculado.

“Se inició la revisión del medidor y los artefactos”, precisó a “DeBariloche” el director de la escuela, Javier Cattaneo que diez días atrás se puso al frente del reclamo cansado de elevar notas a las autoridades sin obtener respuestas para que el edificio sea inspeccionado en el receso.

Cattaneo admitió que había una presunción de los docentes de que existían “pérdidas de monóxido de carbono” en algunos artefactos y destacó que la respuesta del municipio se haya activado tras el abrazo.

Una vez que se inspeccione el ala vieja del edificio se deberá evaluar la extensión de la red que se instaló en el sector nuevo, que fue inaugurado el año pasado y que nunca tuvo gas. En ese sector con fondos de Nación se construyó un aula de coros y otra de cerámica, ambas de grandes dimensiones, además de los sanitarios.

Cattaneo señaló que también se pidió que se mejore el predio y que se revise la conexión de agua potable porque desde hace un año “sale turbia” y se debió instalar un dispenser para beber.

Por la Escuela La Llave pasan unos 1500 alumnos entre los 25 talleres de diversas disciplinas, sumados al Ballet Tolkeyén y el área de Coros Municipales.

Los docentes continúan asistiendo en su horario a la espera de una definición respecto de las mejoras en la conexión de gas.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios