La lucha contra el grooming





Hernán Navarro*

El pasado 13 de noviembre se conmemoró por segunda vez en nuestro país el Día Nacional de la Lucha contra el Grooming, en el que invitamos a concientizar y reflexionar al mundo adulto acerca del delito de mayor gravedad del siglo XXI en el ecosistema de internet. Es oportuna la necesidad de tomar real dimensión de que el enemigo no entra por la puerta de casa, sino que “disimuladamente” lo hace por wifi y viene a poner en juego la integridad sexual de niños, niñas y adolescentes.

En esta “era digital” las plataformas tecnológicas se han convertido en el espacio por el cual niños, niñas y adolescentes se forman, construyen relaciones, se expresan y aprenden del mundo vinculándose a través de las distintas redes sociales, pero también es el mismo espacio por el cual pueden ser vulnerados.

En estos últimos años, desde Grooming Argentina hemos notado un crecimiento exponencial del delito, y a la vez preocupante, algo que nos debe interpelar a todos como sociedad dada la dimensión, contundencia e impacto de entenderlo como la nueva modalidad del abuso sexual contra las infancias.

En Argentina no solo es un delito autónomo, sino que a la vez se convierte en un nuevo medio de captación, también netamente relacionado con la producción, distribución y comercialización del material de abuso sexual contra las infancias (ASCI), mal llamada “pornografía infantil” (sin olvidar que el lenguaje construye realidades), delito por el cual la sociedad tomó un conocimiento profundo a la luz del caso del médico pediatra del hospital Garrahan.

Veo imperiosa la necesidad de invitar al mundo adulto a reflexionar y repensar estrategias de acercamiento y convivencia digital donde se pueda conjugar una actitud crítica, pensante pero a la vez de dimensión de impacto, en pos de generar mecanismos válidos de prevención y protección, para poder enfrentar la situación. Para ello, Grooming Argentina seguirá trabajando en pos de darle información a la sociedad, por un lado a las potenciales víctimas para que se puedan reconocer como tales brindándoles acompañamiento y asistencia, pero por otro lado otorgándoles a los adultos encargados de protegerlos herramientas y elementos de prevención y de generación de conciencia.

*Abogado, director de la ONG Grooming Argentina


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La lucha contra el grooming