“La mecanización en los huertos es un proceso irreversible”

Gerente de producción de Chilean South Apple (Chisa)

Entrevista: Ricardo Larral

La empresa Chilean South Apple (Chisa) está compuesta de capitales chilenos y norteamericanos. Entre estos últimos encontramos a Brewster Heights Packing & Orchards (propiedad de la familia Gebbers) y la cooperativa agrícola Trout Blue Chelan Fresh Magi Inc., que se integraron con un 50% de la propiedad, en noviembre del 2012, a las empresas Inversiones Agrícolas Buenos Aires SA, El Almendro SA, Fundo El Encanto SA, Frutícola Angol SA y La Junta SA, todas ellas de capitales chilenos. Así fue como se formó Chisa, una empresa catalogada como “mediana” dentro de la industria trasandina. La firma cuenta hoy con alrededor de 900 hectáreas en producción, principalmente plantadas con manzana en la zona de Angol, unas 90 hectáreas de viveros y una moderna estructura de packing y frigorífico. A continuación se detalla la conversación mantenida con su gerente de producción, Ricardo Larral. –¿Cuánto produce Chisa? –Nuestro volumen de producción total es de unos 80.000 bins y en el proceso de expansión completo pretendemos duplicar esta cifra. –¿Qué especies producen? –Manzanas es el 90% y cerezos, creciendo de a poco. Pera queda muy poco, ya que la mayoría se arrancó. –¿Cuáles son sus mercados? –Actualmente el principal destino es EE. UU. y China. Canadá, Europa y Taiwán en segundo término. El mercado latinoamericano para nosotros es menor. –¿Qué variedades son las que ofertan? –Principalmente Gala, Fuji y Pink Lady. –¿Y nuevas variedades? –Estamos incorporando nuevas variedades. Quiero aclararle que somos viveristas de Andes New Varieties Administration (ANA). A las variedades club o boutique le estamos asignando una cantidad de hectáreas definidas en nuestros proyectos. –¿Es conveniente mantener estas variedades? –En el nivel de empresas en que estamos es bueno tener variedades club, así como también commodities para colocar volumen en el mercado. –¿Cuál es la productividad en sus huertos? –En nuestra zona lo normal es producir 65 toneladas por hectárea y nosotros estamos en esa media por temporada. –¿Cómo distribuyen su producción? –El 70% de lo que producimos va a exportación, un 10% a industria y 20% al mercado local. Este último no es grande pero ha mejorado bastante. –¿Cuánto le pagan en cosecha? –Un cosechero hoy día gana entre 40 y 45 dólares por día costo empresa, esto significa que incluye cargas, gratificaciones, seguro de cesantía, etc. –¿Qué productividad tienen en los huertos? –Aquí, y en esta zona en especial, tenemos un bajo nivel de productividad, a pesar de que desde 1920 se planta manzanos. Hay poca mano de obra y menos aún calificada para la actividad. Por todo esto hoy estamos en un promedio de 2,5 bins de 380 kilos por persona y por día. Trabajamos para mejorar este promedio. En la zona central de Chile se llega a los 5 bins por persona o más. –¿Cómo piensan mejorar estos indicadores? –Estamos avanzando en la mecanización de la cosecha. Estamos analizando las máquinas cosecheras con banda transportadora para que el cosechero no deba trasladarse con el canasto. Éstas son máquinas holandesas. Están otras que son plataformas que sirven para cosechar y podar. Con este esquema se mejoran los rendimientos de 2,5 a 4,5 bins por día. Hoy Chisa tiene dos máquinas y estamos probando la forma de masificar el sistema. –¿Qué es lo que está pendiente para ello? –El huerto debe estar adaptado para la mecanización y estamos trabajando para emparejar color y dar así no más de dos pasadas en cosecha. Hasta hace poco estábamos en tres pasadas, pero con los nuevos clones que estamos plantando y un trabajo fuerte a campo estamos llevando a dos pasadas la cosecha. Los clones de portainjerto M9 enanos nos están dando un muy buen resultado en lo que se refiere al color de la fruta. –¿Hay alguna otra limitante para la mecanización? –Lo importante es ver cómo se pagan estas inversiones. Hoy cada una de ellas sale 30.000 euros promedio y es para seis personas. Pero estamos viendo de colocar reflectores para ampliar su tiempo de trabajo. Una máquina de las que estamos mencionando puede trabajar hasta cinco hectáreas en condiciones normales. –¿Insistirán en esto? – Yo creo que la industria en su conjunto va a una mecanización profunda y Chisa lo entiende así y es por ello que estamos plantando y ampliando nuestra tecnología a campo. La reconversión que estamos implementando es con altas densidades, con unas 3.700 plantas por hectárea, con muros de plantaciones que nos permitan ingresar a las filas sin problemas. –¿Hay otra salida para bajar costos? –La mecanización es un proceso irreversible. Tarde o temprano se impondrá en todos los huertos. Será una salida más para buscar ganar competitividad…no me caben dudas.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios