La “Nushi viajera” se libera y parte

Nushi Muntaabski hará hoy a las 20:30 una performance para retirar su escultura de la entrada del MNBA.

En octubre del año pasado apareció en el jardín frontal del Museo de Bellas Artes algo gigante envuelto en nylon negro.

Días mas tarde llegó Nushi Muntaabski y Neuquén descubrió a la escultura de 10 metros que yacía bajo el manto negro.

Se trata de una escultura de la propia artista en la que se intentan emular los “Los viajes de Gulliver”. Es “Nushiver” o la “Nushi viajera”.

También te puede interesar: ¿Quién en “Nushiver”, la escultura gigante que está afuera del MNBA Neuquén?”

Ahora la obra que ya lleva recorridos más de 5000 kilómetros debe seguir viaje y la artista vino a buscarla, o buscarse, como ella elige decir.

“Como casi todas mis performances, nos son guionadas y trato que pase un poco lo que en ese momento siento que tiene que pasar”, adelantó sobre la actividad de esta noche.

Y siguió : “Lo que si sé es la intención que tengo. La idea, la base o la invitación de esta perfo es invitar a las mujeres a desatarla, a desatarme, a liberarme”.

“La idea es soltar la ataduras y mientras lo que voy a hacer es ir charlando con la gente e ir contando estadísticas del lugar de la mujer en el mundo de las artes y voy a estar repartiendo el manifiesto de un grupo al que pertenezco que se llama Nosotras Proponemos”, detalló Muntaabski.

“¿Es una obra con perspectiva de género?”, preguntó Río Negro.

“No fue una obra hecha pensando en el género, pero siempre fue una obra que estuvo donde tenía que estar y en este caso más que nunca dialoga, es el cuerpo de una mujer desnuda, obviándose la situación de estar fragmentada que siempre se asocia a la agresión porque cuando nace esta obra la idea es mostrar mi interior, que vean mi útero, mis intestinos, mi corazón, todo hecho con piezas que remiten a situaciones familiares, a mi historia y a mi vida personal y profesional”, respondió Muntaabski que se reconoce como una artista “muy feliz de estar en esta época -histórica- porque creo que es un momento reivindicatorio”.

“Para mi es un honor que la mujeres quieran acercarse para liberarme. El día que inauguré más de una mujer me preguntó por que estaba atada. Entonces también invito a esas mujeres a desatarme y creo que también es interesante el encuentro que va a pasar, porque voy a ser más Nushi que nunca. Es una despedida también porque ni bien termino eso, cargo el camión y me voy y la sombra que queda es porque queda mi alma. Parece loco pero en todos los lugares, aunque esté sobre cemento, queda mi figura durante un tiempo”, agregó la Nushi de carne y hueso.

Y cerró: “Lo que quiero hacer es contar estas diferencias, contar cosas que tienen que ver con la mujer, con esa liberación, cosas que creo, cosas que cuento, pero lo que va a pasar es un trabajo conjunto con la gente. Es como liberarme para yo poder seguir camino porque ahora me voy a Rosario”.

La llegada de las Nushi a Neuquén
Archivo (Matías Subat)

P- ¿Qué te espera en Rosario?

R- Me voy al monumento a la bandera, estoy rodeada de Lola Mora, que la amo no solo porque tiene una hechura exquisita en sus esculturas sino que también es una valiente. Voy a estar en el agua por primera vez que también me encanta. Recién miraba y estaban regando el pasto así que estoy como con toda la cara mojada, me estoy preparando. Voy a estar en un lugar donde no se puede acceder, que eso es diferente porque por lo general me tocan, me tocan y me tocan y eso genera una energía hermosa, en este caso me van a tocar las agua de Lola Mora.

También Rosario políticamente es fuerte, al día siguiente de mi inauguración va a a estar la marcha de 8M que termina en el monumento.

P- ¿Y después?

R- Después me encantaría ir a San Juan, todavía ni hablé con la directora, pero es un deseo. En realidad las cosas pasan cuando tienen que pasar.

P- ¿Cómo fue tu paso por la ciudad?

R- En cada viaje va modificando su cuerpo y su forma, de acá me voy con una manzana -contó entre risas sobre su yo de telgopor, cemento, pastina y trozos de cerámicos- . El cambio que tiene ahora es genial porque se nota que no pasaban la bordeadora cerca para no lastimarme entonces tengo un tapado de pasto y plantas fabuloso, me he hecho como otro peinado, en la mano tengo unas plantas entre los dedos como si fuese un ramo.

P- ¿Qué modificaciones sufriste en tu estadía?

R- Cuando la mueva es cuando se evalúa que es lo que pasó acá, si faltan piezas y cómo las reemplazo. Le faltó una oreja pero está así que se la voy a volver a poner. Pero eso no es vandalismo, es jugando, que me encanta.

“Estoy muy emocionada porque me escribió mucha gente a partir de esta obra, muchos me mandaban fotos de los chicos jugando, sentados, es una obra que interactua mucho porque no tenías que entrar al museo para encontrarla. También me encanta que esté enfrente de todas las paradas de colectivo que ya solo de esperar el colectivo te encontrás con algo extra y te acercas a verlo”,

señaló Muntaabski sobre su paso por la capital neuquina.

La primera experiencia con ataduras

Datos

“Estoy muy emocionada porque me escribió mucha gente a partir de esta obra, muchos me mandaban fotos de los chicos jugando, sentados, es una obra que interactua mucho porque no tenías que entrar al museo para encontrarla. También me encanta que esté enfrente de todas las paradas de colectivo que ya solo de esperar el colectivo te encontrás con algo extra y te acercas a verlo”,
“En Neuquén, en el Museo Nacional de Bellas Artes es la primera vez que esta pieza estuvo atada”, comenzó contando Nushi Muntaabski.
Y rememoró “En principio estaba atada con un plástico para ocultarla antes de la inauguración y cuando llegue fue muy impactante, primero porque era un cuerpo envuelto en un plástico negro y te remitía a la morgue y a un montón de re-lecturas que en estos 5000 kilómetros que lleva recorridos la pieza se rehace en cada lugar”.
Y cerró”: “a raíz de esa atadura más me remitió a Los Viajes de Gulliver donde él está atado en la tierra de los lillliputenses, entonces decidí atarla”.

Temas

Arte Museos

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios