La prensa en el banquillo en el juicio a Astiz 

El periodista Eliaschev criticó a su colega Cerutti porque no respetó principios éticos.

BUENOS AIRES (DyN) - El periodista José Eliaschev calificó ayer como "grave" no respetar el "off the record" en una entrevista y sostuvo que el destituido capitán de fragata Alfredo Astiz fue "cazado" en el reportaje por el cual es sometido a juicio oral y público por apología del delito.

"Astiz fue cazado y lo más grave es que no se le dijo la verdad a los lectores", expresó Eliaschev, el único de los testigos que declaró ayer ante el juez federal Claudio Bonadío, a cargo del debate, ya que los otros dos citados, los periodistas Jorge Lanata y Martha Wierzbicki Posse, no pudieron asistir.

Eliaschev prestó declaración testimonial citado por la defensa del ex capitán de fragata, por haber dicho a Luis Majul, para el libro "Periodistas", que Astiz había sido "cazado" por Cerutti.

Astiz fue acusado por una entrevista realizada por la periodista Gabriela Cerruti, y publicada en la revista "trespuntos", de enero de 1998, en las que el ex marino habría declarado ser el "mejor capacitado para matar a un periodista o a un político".

En su exposición, Eliaschev, propuesto por la defensa del ex represor, formuló un análisis sobre la actividad periodística encuadrada sobre los aspectos éticos de la profesión.

Sostuvo que "la ruptura" del "off the record" (información que se publica sin identificar la fuente) "es grave porque vulnera un principio, nos pasamos a convertir en sospechosos".

Ante una consulta de la defensora oficial del ex marino, Perla Martínez Buck, Eliaschev manifestó que para que exista una entrevista como tal debe haber un "pacto explícito" entre las partes.

Justamente sobre ese tema se centra el nudo del debate, ya que mientras la autora de la nota afirma que Astiz estaba en pleno conocimiento del encuentro entre ambos y que fue en el marco de un reportaje (en el que no usó grabadores ni cámara de fotos) el ex marino asegura que sólo se trató de "una charla informal" y que fueron tergiversadas sus declaraciones.

Hoy, en la tercera jornada del juicio, también se llevó a cabo un careo entre el capitán de navío Aurelio "Za Za" Martínez", quien actuó como nexo para que se produzca el encuentro, y el contraalmirante retirado Horacio Zaratiegui, en el cual ambos se mantuvieron en sus dichos.

A las trompadas al llegar

Por segunda vez en menos de una semana, Astiz fue el epicentro de un incidente, pero esta vez ocurrió con tres periodistas y hasta hubo empujones y corridas.

A las 6.20, Astiz arribó a bordo de un Renault color bordó patente RGH 067 a los tribunales, en un nuevo intento por sortear la guardia de los hombres de prensa.

Pero un reportero de radio Rivadavia, y los fotógrafos llevaban esperando a Astiz desde las 4.30 y en cuanto lo vieron se acercaron a él, que salió corriendo escaleras arriba de la sede judicial.

En su escapada, Astiz trataba de abrirse paso tirando trompadas para alejar a los reporteros, hasta que finalmente arribó a la puerta principal en donde dos empleados administrativos le franquearon la entrada. 


Comentarios


La prensa en el banquillo en el juicio a Astiz