La turista alemana que salió por sólo tres horas

Como tantos europeos, Nikola Henckler decidió conocer Bariloche a fines del 2002. Se alojó en un albergue, y cinco días más tarde, tras anunciar que iba a caminar «por unas tres horas», se perdió todo rastro de esta fisioterapeuta oriunda de Dortmund y de 28 años.

La investigación se complicó casi de movida. Los perros rastreadores nada pudieron hacer, ya que la noche posterior a su desaparición, una fuerte lluvia borró cualquier rastro que los canes pudieran haber seguido.

Las hipótesis fueron muchas, pero ninguna prosperó. Algunos dijeron haberla visto triste en tal o cual lado, pero luego se comprobó que no se trataba de esta turista alemana.

La búsqueda se amplió a El Bolsón y Villa La Angostura, con la esperanza de que Nikola hubiera decidido sobre la marcha, cambiar su recorrido.

Sólo se sabía que la joven alemana iba a ir a caminar por la costa del lago, y luego dirigirse al cerro Catedral en colectivo. «Salgo unas tres horas», le dijo a la dueña del albergue, para luego cenar con el resto de los huéspedes.

Llevaba una mochila con su pasaporte, dinero y efectos personales, que tampoco fue encontrada.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora