Las nueve semanas y media de Hermes Binner

Redacción

Por Redacción

Los socialistas de Hermes Binner están más entusiasmados que Kim Bassinger en la taquillera película erótica de la década del 80. En lo que restan de las 9 semanas y media hasta las presidenciales del 23 de octubre, el Frente Amplio Progresista (FAP) que conforman apegados “a la realidad más que a las magias”, mantendrá su estrategia electoral “independientemente de lo que hagan” candidatos opositores como Ricardo Alfonsín, Eduardo Duhalde y Alberto Rodríguez Saá. Con su estilo parco, el gobernador de Santa Fe llamó por teléfono el lunes por la mañana a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, para felicitarla. “Fue una conversación amable, corta y protocolar”, contó a “Río Negro” una testigo privilegiada, la diputada Alicia Ciciliani, al insistir que la del FAP “es la única propuesta alternativa con capacidad de gobernar a la Argentina”. “No somos tontos: reconocemos el excelente resultado de Cristina, superior al 50 por ciento, pero eso no invalida nuestra construcción política que se inició hace 5 semanas con un desconocimiento de la figura de Binner del 40 por ciento”, contestó la legisladora saliendo al cruce de versiones sobre negociaciones secretas para hacer desistir a algún postulante del arco anti-K, con el ulterior propósito de nivelar las fuerzas en el Congreso. De hecho, tras las primarias del domingo pasado, el Frente Amplio sostiene que es el único en condiciones de crecer tras las declaraciones derrotistas de Alfonsín y Duhalde. Por el contrario, ajustarán las clavijas para pasar del cuarto al segundo lugar. Algún dirigente de este sector admitió que Binner fue contactado por quienes promueven privilegiar de ahora en más las listas de diputados y senadores con el fin “de evitar el hegemonismo K que podría derivar en autoritarismo”. Binner, sin perder la compostura, los despachó cortés: respondió que eso “no es garantía de nada”. Explicó que ya en 2009 hubo un parlamento “más equilibrado y no funcionó”. Ciciliani amplió el argumento: “Lo principal es tener una propuesta, un modelo, decir qué proyectos se van a impulsar y luego transitar con respeto institucional. No es cuestión de ‘estar en contra de’ o ‘a favor de’, solo para buscar votos”. Ante el desconcierto de gestores como Federico Pinedo, Binner expuso que se seguirá manejando “responsablemente”. Ciciliani tradujo a su jefe: “Hay que requerirle a todos madurez. Después del 2009 el oficialismo no tuvo la mayoría en el Congreso y nosotros como oposición no pudimos alterar las circunstancias… hay que terminar con eso de echar, siempre, la culpa al otro”.

ARNALDO PAGANETTI (Agencia Buenos Aires)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios