Liberaron a un empresario, pero antes lo balearon

Es un empresario papelero que había sido secuestrado hace 25 días mientras almorzaba en un restaurante. Lo hirieron de bala porque los secuestradores estaban disconformes con el rescate.

La Policía Bonaerense inició un operativo y estaba esperanzada en detener a los secuestradores, aunque serían profesionales.
BUENOS AIRES (Télam).- El empresario Elio Brozzoni, quien había sido secuestrado hace 25 días en General Pacheco, partido de Tigre, fue liberado ayer en José C. Paz, y los secuestradores lo balearon en una mano disconformes con los 300 mil pesos que se pagaron por el rescate.

El dueño de la papelera Santa Angela S.A., de General Pacheco, fue internado en un Hospital de Pilar y su estado es bueno, según informaron autoridades del centro de salud.

Por el caso no hay detenidos y los investigadores sospechan que alguno de los integrantes de la banda de delincuentes que lo mantuvo cautivo durante 25 días pudo haber participado de otros secuestros ocurridos meses atrás en la zona norte del conurbano.

Durante el tiempo que duró el secuestro se temió lo peor e incluso varios de los llamados extorsivos fueron hechos desde líneas telefónicas de Paraguay y España, lo que desorientó a la policía.

«Viejo puto, tenías que haber pagado un millón de dólares y nos dieron 300 lucas», fue la frase que dijo uno de los secuestradores antes de dispararle a Brozzoni para luego soltarlo.

Inicialmente, los secuestradores habían exigido un millón de dólares, pero en los últimos días acordaron con la familia de Brozzoni, el pago de 300 mil pesos lo que se concretó ayer a la madrugada.

De acuerdo a los investigadores, fue el propio hijo del empresario quien concurrió en un vehículo al lugar pactado con los secuestradores.

Al llegar al lugar acordado le exigieron arrojar el dinero por la ventanilla del auto y huir del lugar.

Tras ser liberado, Brozzoni se contactó con su familia, y a las 5 de ayer ingresó herido al Hospital Austral de Pilar donde le darán el alta hoy o mañana, dijo en declaraciones periodísticas Juan Carlos De Luca, director del centro de salud.

Brozzoni, de 58 años y dueño de la papelera Santa Angela S.A fue secuestrado el 11 de diciembre pasado por cinco delincuentes cuando comía en un restaurante con su hermano y un cliente, y por su liberación exigieron un millón de dólares.

El primer llamado por el secuestro de Brozzoni lo recibió su hijo en su casa de fin de semana del country Los Cardales de Escobar, al norte del Gran Buenos Aires.

Un dato que llamó la atención a los investigadores es que los secuestradores «estaban vestidos con mamelucos anaranjados y tenían sus cabellos teñidos de colores exóticos».

La sospecha es que vistieron esas ropas y se tiñeron los cabellos para desviar la atención de potenciales testigos que sólo advertirían lo rayano con lo payasesco y no recordarían los rasgos fisonómicos en caso de que algún detenido sea sometido a una rueda de reconocimiento.

Los hechos se iniciaron a las 15.30 del 11 de diciembre cuando Brozzoni almorzaba en el restaurante La Barranca.El lugar está ubicado a sólo 15 cuadras de la papelera de Brozzoni y frente a una rotonda muy circulada. El hombre salió de su empresa cerca de las 14 y se dirigió a almorzar a La Barranca.

Mientras comía, cinco delincuentes ingresaron al restaurante, dos por una puerta y el resto por otra, lo que provocó sorpresa y miedo entre los comensales.

Entonces, uno de los secuestradores armado amenazó a Brozzoni y le advirtió a los clientes del lugar que estaban en el local: «ustedes quédense tranquilos que venimos a buscarlo a él». Bajo amenazas, sin disparar un tiro, y en pocos segundos, los captores tomaron a Brozzoni y se lo llevaron secuestrado.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios