Lo que vale un caudal acorde a la necesidad

NEUQUÉN (AN).- Las estrategias para hacer frente a la falta de agua de red se reducen básicamente a tres: la instalación de cisternas subterráneas, la colocación de bombas presurizadoras en la red y la perforación de la napa para la instalación de un bombeo. Dependiendo de la zona de la ciudad en la que se viva y de las posibilidades económicas estas «soluciones» van desde los 90 a los 2.000 pesos.

La alternativa más utilizada, a pesar de ser ilegal, es la colocación de pequeñas bombas presurizadoras en el ingreso de la red de agua potable a la vivienda. Estas bombas, generalmente de 0,5 HP cuestan entre 90 y 300 pesos.

El segundo método más usado por los neuquinos es la instalación de una cisterna subterránea, que luego por medio de una bomba permite llenar los tanques de reserva a pesar de que no haya presión en la red.

Según los litros, una cisterna cuesta entre 900 y 6.000 pesos, aunque la recomendación para una familia tipo es una cisterna de 2.000 litros de 400 pesos, que más la instalación y la bomba puede llegar a los 900 pesos.

La tercera estrategia es la perforación de la napa, para contar con un bombeo propio, siempre y cuando la altura del terreno lo permita. En este caso la perforación cuesta entre 400 y 1.000 pesos, dependiendo de la profundidad y caudal demandado, a lo que se deben sumar otros 400 pesos para la adquisición de una bomba que extraiga el líquido.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios