Los “jueces” de la sucesión de Pereyra

<span style="text-transform:uppercase">Preocupa a las empresas el futuro del sindicato petrolero. temen una interna.</span>

“Río negro energía” en la argentina oil & gas 2015

Como si la crisis internacional y los planes de ajuste no fueran un problema suficiente en el destino de Vaca Muerta, para los próximos meses se abre un nuevo frente de conflicto: la sucesión de Guillermo Pereyra, que dejará el principal sillón del poderoso sindicato de petroleros en el 2016. Y si bien el tema se resolverá puertas adentro, las empresas siguen de forma celosa la novela gremial.

Un importante directivo de una compañía que opera en la cuenca definió al titular del sindicato de Petroleros Privados como un “mal necesario”. La referencia apunta a describir el carácter moderado y dialoguista del líder gremial, pero por sobre todo destaca el verticalismo y la disciplina que tienen los 24.000 afiliados de la organización.

El CEO de Shell, Teófilo Lacroze, quien tuvo un debut “áspero” con el sindicalista por sus consideraciones sobre las mejoras de la productividad laboral, reconoció que siguen con atención el proceso de sucesión. “Pereyra ha sido un muy buen puente de diálogo entre las empresas y los trabajadores, por eso esperamos que siga así”, dijo el ejecutivo a “Río Negro Energía”.

Presencia marcada

Pereyra pasó por la muestra Oil & Gas 2015, que se llevó a cabo esta semana en el predio de La Rural, y participó de los distintos cócteles que ofrecieron las empresas. La cordialidad del evento no restó atención sobre el acompañamiento del secretario adjunto de Petroleros, Ricardo Astrada, que es uno de los nombres que suenan para sucederlo, junto con Marcelo Rucci.

Algunos colaboradores del sindicalista y también senador del MPN dijeron que no se explicaban por qué se incluía el nombre del intendente de Rincón de los Sauces, Rucci, en la lista de sucesión. Analizan que quien hoy es número dos deberá naturalmente ser el número uno.

Pero si bien Astrada sólo estuvo en la actividad sindical, no menos cierto es que el jefe comunal de la principal localidad petrolera tiene rodaje gremial y es la pata política de Pereyra.

“Esto no es política” fue, justamente, la frase utilizada por un colaborador del sindicalista para referirse a la elección del sucesor. La intención del jefe gremial es que la transición sea ordenada y por sobre todo orgánica y en unidad.

El gran temor en el que coincidieron los empresarios en los pasillos de la Oil & Gas es que la sucesión desbarranque en una interna que lesione la unidad del poderoso sindicato y termine por activar grupos aislados, con un alto poder de fuego gremial, que hagan más complejas las operaciones en los yacimientos. Buscan evitar, por ejemplo, la conflictividad que hay en el sur del país.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios