Los ocupantes dejaron San Lorenzo

De inmediato, el gobierno entregó las casas a los beneficiarios legítimos

EUQUEN (AN).- El mediodía de ayer marcó el fin de las usurpación de las 55 viviendas del barrio San Lorenzo. Inmediatamente, los empleados del IPVU llamaron a cada uno de los adjudicatarios de las casas que estuvieron ocupadas durante 19 días. Por la tarde, alrededor de las 17, en una ceremonia rápida y fría los flamantes poseedores de las casas recibieron una carpeta y un juego de llaves. El acto se hizo en el Ruca Che. No hubo funcionarios, ni trajes, ni discursos.

Juan y Felisa, un matrimonio maduro que hace diez años esperaba una casa de la provincia, habían soñado un acto distinto. Igual estaban felices y organizando la noche de vigilia. Sin luz y son gas, Juan se aprestaba a dormir en su casa.

A unos mil metros, al fondo de la calle República de Italia, tres empresas constructoras trabajan a full levantando las bases de las viviendas que les construirán a las 55 familias que hasta ayer usurpaban las casas del IPVU.

El acuerdo que alcanzaron con la provincia, negociado con el ministro Jorge Lara y con el diputado Oscar Cacho Gutiérrez, fue por demás provechoso. Les entregaron los terrenos con las plateas de 53 metros cuadrados, los materiales y una suma de dinero hasta que las viviendas estén construidas.

Entre las tres empresas reúnen a por lo menos 80 obreros dedicados exclusivamente a la construcción de las casas.

Los ex usurpadores no se mostraron en ningún lugar, sólo se retiraron en prudente silencio y no hablaron con la prensa, tal fue el acuerdo que sellaron con los negociadores del gobierno. Con todo a la vista, el ministro de Gobierno, Jorge Gorosito, volvió a negar una negociación oficial en San Lorenzo.

A la vez que se produjo la retirada de los usurpadores también se levantaron los vallas metálicas que rodeaban al barrio que estuvo casi tres semanas ocupado.

Las mismas eran cargadas para ser trasladadas y colocadas en el barrio Confluencia. Los policías que estaban en el lugar preveían un inminente traslado al otro foco de tensión.

La ocupación de las casas del barrio que se hizo en acuerdo con Utedyc comenzó durante la madrugada del sábado 10. Ese día 55 familias de distintos barrios ingresaron ante la mirada pasiva de la Policía. La toma de las casas fue organizada y anunciada. El día de la desocupación también se preveía, por lo menos así lo había asegurado una fuente judicial.

Gorosito anticipó que no habría más tolerancia

NEUQUEN (AN).- Horas antes de que se iniciara la represión policial, el ministro de Gobierno, Jorge Gorosito, anticipó que la Policía iba a actuar «para defender los derechos de los legítimos adjudicatarios».

Advirtió también que iban a aplicarse «todas las medidas contempladas en la ley para defender» esos derechos.

La referencia específica era para las 50 viviendas de Confluencia entregadas el martes.

«Hay vándalos que pretenden usurparlas», afirmó Gorosito. Las palabras del ministro definieron una suerte de tolerancia cero hacia para cualquier posible usurpación: «Sobre todo cuando se trata de unidades habitacionales que ya están adjudicadas», advirtió.

Al tiempo que negociadores del gobierno abrochaban el acuerdo en San Lorenzo, Gorosito decía: «no hubo ningún tipo de negociación con los usurpadores de la zona del Ruca Che».

Hubo operativos de custodia en Centenario, tras rumores de usurpación en dos planes habitacionales, de 60 y 48 viviendas.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios