“Luisa”, a la espera de un acto de amor y coherencia

El humor corrosivo de Daniel Veronese regresa a la zona en una puesta de La No Tan Negra. “Río Negro” habló con la directora del grupo teatral sanjuanino.

Con la actuación de Lorena López, dirigida por Natacha “Tachi” Sáez, esta semana llega a la región “Luisa”, obra teatral que se presentará dentro del Circuito de La Hormiga Circular 2017. Es la pieza más referencial y realista de Daniel Veronese, actor, titiritero y dramaturgo fundador del Periférico de Objetos.

En ella, una mujer, sentada ante la tumba de su madre, recuerda un ansiado reencuentro. La situación es ambigua. Luisa, sus evocaciones y las personas que conforman su universo, también lo son. Un humor corrosivo, siempre presente, es el modo elegido para hablar de la inacción frente al deseo y de la dificultosa posibilidad humana para establecer relaciones. Luisa desea y espera. Puede modificar su entorno, su vida, pero no lo hace. Solo aguarda y habla con su madre muerta.

El encuentro con “Río Negro” giró alrededor de un interrogante: ¿quién es? Tachi Sáez, para abrir el diálogo. “Soy una persona que ama el teatro, que todo el tiempo me sigo, nos seguimos, formando. Nosotros, los que integramos La No Tan Negra, siempre hablamos en plural porque somos un elenco y no hacemos divisiones individuales. Trabajamos en equipo, la única manera que conocemos del funcionamiento en el teatro. Desde el 2009 que se formó, en grupo ha ido cambiando algunos miembros que van y vienen según la puesta que vamos haciendo, pero siempre conformando núcleos familiares para que cada obra sea posible. Y una persona que apuesta constantemente al saber del otro y a la comunicación. A poder relacionarnos y entendernos con el compañero”.

P- En la primera de tus definiciones dijiste amar el teatro. ¿Cuál es la medida de ese amor?

R- Yo vivo de esto. Y Lorena también. Lo hemos decidido muchos años atrás. Las dos somos diseñadoras escenográficas y siempre estamos ligadas a un quehacer o a un rol dentro de lo teatral. Mi vida, la nuestra, pasan por el teatro, no la entendemos de otra manera. Cuando nos juntamos con gente que hace otras actividades, nos reímos porque en vez de relajarnos, terminamos hablando de este, nuestro oficio. Para los demás puede ser un pasatiempo, a nosotros, nos atraviesa.

P- Da sentido…

R- Sí ¿no? Es como el gran amor, del que también podemos salir lastimados como en cualquier historia amorosa, de desencuentros que cada uno pasa. Hacer teatro, poner el cuerpo desde distinto lugares. Los procesos creativos a veces duelen porque puede que hagamos catarsis propia, aunque no quiero decir que el teatro sea terapéutico ni mucho menos, a mi modo de ver. Sino que necesitamos del contexto diario para trabajar. Vivimos de esto, como debe pasarte a vos con el periodismo. Y no hablo pensando en el dinero.

P- Estos no son tiempos fáciles… Hay que apoyarse en la pasión para seguir a pesar de las dificultades que transitamos.

R- Hoy en día, lo único bueno de esta época terrible para mí, ideológica, vivencialmente, es que quienes comunican desde los diversos lugares, vos desde la escritura, la información, nosotros desde la escena, deben ser necesariamente creativos. Hay que encontrar otras aristas para poder escapar y seguir militando con la palabra. De apoyarnos entre nosotros, salen cosas maravillosas. Tenemos que volver a lo primitivo, a lo más básico, para sostenernos y seguir.

P- En cuanto a lo que la obra propone, quién es “Luisa”?

R- Es una mujer muy patética, un personaje que habita en muchos sitios, muy universal, que espera el amor de su vida que regresa para irse nuevamente. Un ser que pasó su existencia bajo el ala de una madre castradora que nunca pudo ser e impidió que su hija fuera. Controladora, limitante… Luisa habla todo el tiempo con el fantasma de su mamá.

P- Es como la Penélope con su bolso piel marrón de Joan Manuel Serrat.

R- Sí y espera, espera, y vuelve a esperar… Y, contrariamente, hoy es un tiempo de acción, de no claudicar con los deseos. De eso habla la obra y del egoísmo de pensar siempre en uno.

Pensar en el otro significa poder sobrevivir y sobrellevar la carga gracias al amor compartido. Estamos a la espera de un acto de amor y coherencia entre lo que se dice y se hace desde el poder político, todo el tiempo.

Hay que darse cuenta de tantas cosas que están mal y si no me perjudican a mí, perjudican a otros.

P- ¿Quién es Lorena López? (protagonista del premiado unipersonal que Natacha dirige).

R- Es una actriz que te atraviesa. Un ser, por eso funcionamos las dos, visceral al actuar en teatro. Su propio contexto, lo que ha vivido desde chica hasta ahora, la ha alimentado para sacar su visceralidad. Ella se desnuda en el escenario, le sale el alma. Creo que “Luisa” es mucho más por su presencia. En San Juan, es muy conocida y hay quienes la llaman por el nombre del personaje, hay una página en Facebook sobre ella. Es una obra que Lorena habita hermosamente. Se relaciona además con que ella es muy sincera y humilde, dice la verdad en el escenario.

Ficha técnica

Autor: Daniel Veronese.

Actúa: Lorena López.

Diseño de Iluminación y dirección: Natacha Sáez.

Realización escenográfica y utilería: La No Tan Negra.

Asistencia de dirección: Juanfra López Búbica.

Puesta en escena: López Búbica y Sáez.

Técnico: Javier Cerimedo.

El Circuito

En la cuarta visita al Circuito de La Hormiga Circular 2017, desde mañana a las 21 en el Centro Cultural Municipal de Cipolletti subirá a escena “Luisa”, puesta del grupo La No Tan Negra (LNTN) de San Juan; el jueves estará en Casa de la Cultura de Roca a las 21:30, el 7 a las 22 en el teatro El Galpón de Luis Beltrán, el sábado a la misma hora en La Hormiga Circular de Villa Regina, y el domingo 9 en el Teatro de la Barda en Río Colorado, a las 21:30.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios