Macri volvió a lucir su mameluco especial sobre Vaca Muerta

El presidente de la Nación participó ayer de la inauguración de un oleoducto y utilizó el avance de la formación no convencional para profundizar la grieta política de cara a octubre.



El presidente Mauricio Macri junto al gobernador Omar Gutiérrez y el presidente de YPF Miguel Gutiérrez inauguran el oleoducto entre Loma Campana y Lago Pellegrini. Foto Mauro Pérez

El presidente Mauricio Macri junto al gobernador Omar Gutiérrez y el presidente de YPF Miguel Gutiérrez inauguran el oleoducto entre Loma Campana y Lago Pellegrini. Foto Mauro Pérez

Por primera vez en el año el presidente de la Nación, Mauricio Macri, visitó Vaca Muerta y si bien lo hizo para participar de la inauguración de un oleoducto que permitirá vehiculizar la nueva producción de petróleo, brindó un discurso cargado de mensajes políticos de cara a las elecciones de octubre y en el que utilizó la política energética para agrandar la grieta con el kirchnerismo.

El presidente de la Nación recordó que el país dejó de exportar hidrocarburos en 2006 para comenzar a importarlos desde 2013 y remarcó que “en 2015 se habían quintuplicado los cortes de luz e íbamos camino a lo que vemos en Venezuela”.

Señaló que “frente a tantas dudas que tiene el mundo acerca si vamos a volver atrás o a ir hacia el futuro, invitamos a todos, nos hemos autoinvitado entre muchos, a que firmemos de vuelta acuerdos, consensos, sobre cosas básicas que vamos a respetar y que todos los países que nos rodean ya lo han hecho hace rato”.

Este es un año bisagra en la historia del país. Se define si tendremos 25 años de desarrollo o volvemos a sumirnos en la oscuridad”.

Mauricio Macri con un claro mensaje político

En ese sentido enfatizó que “hace falta también generosidad porque lo importante no somos los dirigentes políticos, los importantes son los argentinos, que consigamos oportunidades como Vaca Muerta en todo el país. Es un momento de tener generosidad, de sentarse alrededor de una mesa y acordar las cosas para llevar tranquilidad y llevar futuro a la casa de todos los argentinos”.

Y remarcó que esa generosidad debe plasmarse en que se sepa quienes somos los que queremos apostar a ese futuro distinto”.

Pero el mensaje más duro lo dio hacia el final de su discurso cuando aseguró que “este es un año bisagra en la historia de nuestro país donde se define si tendremos 25 años de desarrollo permanente o volveremos a sumirnos en la oscuridad”. Y ahondando aún más la grieta con el kirchnerismo llamó a “no creer más en esas propuestas de atajos facilistas que llevaron a tener miles de personas en la pobreza”.

El acto desarrollado en las instalaciones de la Planta de Tratamiento de Crudo de Loma Campana, en las inmediaciones de Añelo, estuvo cargado de mensajes políticos.

Uno de ellos fue la ausencia del gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, dado que el oleoducto que se inauguró tiene la mitad de la traza en Neuquén y la otra en esa provincia.

El segundo mensaje político hacia el presidente fue dado por el gobernador neuquino, Omar Gutiérrez, quien habló justo antes que Macri y cerró su discurso indicando que “el próximo año Vaca Muerta va a duplicar la producción actual de crudo, con más de 3.000 millones de dólares de saldo de exportaciones favorable. Ese es el camino para resolver los problemas económicos, de déficit, macroeconómicos y la hiperinflación que tiene el país”.

El motivo de la presencia del mandatario nacional y del secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui, fue la inauguración del oleoducto Loma Campana – Lago Pellegrini, realizado por YPF en alianza con la petrolera de Paolo Rocca, Tecpetrol, con una integración del 85 y 15%, respectivamente.

La obra demandó una inversión de 80 millones de dólares y permitirá transportar la creciente producción de crudo prevista para los próximos tres años desde doce bloques de la zona caliente de Vaca Muerta hacia la red troncal de Oldelval.

El presidente de YPF, Miguel Gutiérrez, recordó que la firma ya realizó una exportación de petróleo de Vaca Muerta por un parate en una de las refinerías que posee y anticipó que “creemos que prontamente vamos a tener que hacer otra exportación y en los próximos 18 a 24 meses van a haber exportaciones de petróleo regulares”.

Y detalló que la compañía está destinando este año 600 millones de dólares a obras de infraestructura como la inaugurada ayer, sobre un total de inversiones previstas en el año para Vaca Muerta de 2.050 millones de dólares.

En tanto que el presidente y CEO de Tecpetrol, Carlos Ormachea, indicó que desde la firma “participamos activamente en el desarrollo de infraestructura que acompañe el crecimiento de Vaca Muerta” y detalló que en su caso utilizarán el nuevo oleoducto “para transportar los líquidos que producimos en Fortín de Piedra”.

El tren a Vaca Muerta ¿Por dónde debe pasar?

Tanto el presidente de YPF, Miguel Gutiérrez, como el secretario de Energía de Río Negro, Sebastián Caldiero, coincidieron en que es cuestión de tiempo para que se logre el objetivo de carga necesario para que el tren a Vaca Muerta pueda licitarse. Pero no estuvieron de acuerdo en la traza que deberá realizar.

Caldiero planteó que “tiene que ser pensada a largo plazo porque hay que compatibilizarla con la vida urbana de los municipios que hoy están en la traza que nosotros hemos planteado que no queremos que sea la definitiva”. Un reclamo que data del año pasado y al cual Gutiérrez replicó al recordar que “hoy los camiones de metanol pasan por los pueblos”.

Hace pocos días se abrieron las ofertas de carga que no llegaron a la base de 4 millones de toneladas esperada pero desde la industria confían en que se logrará sumar nuevas ofertas. “El presidente Macri lo pidió en la Mesa Vaca Muerta y creemos que se va a llegar”, remarcó Gutiérrez.

Mauricio Macri, Omar Gutiérrez y Miguel Gutiérrez recorren las instalaciones de YPF. Foto Mauro Pérez.

La tierra donde la foto siempre es de éxito

La visita del presidente Mauricio Macri dejó ayer algunas improntas difíciles de eludir.

A diferencia de otras citas que parecieron cronometradas a la velocidad de Usain Bolt, ayer Macri se tomó unos momentos para visitar a algunas familias y emprendedores locales. Un gesto medido y fiel al estilo que el mandatario busca imprimir, pero que también responde a los cuestionamientos que se le hizo en sus anteriores pasos express.

Neuquén, o mejor dicho Vaca Muerta, es la foto positiva que se busca desde el gobierno nacional. Un ejemplo de éxito empresarial y laboral que se busca extrapolar hacia el resto del país.

Pero en esa búsqueda de una foto del éxito argentino que distraiga de las elevadas tasas de inflación y la disparada del dólar que azotan a los ciudadanos, hubo un detalle que no debe ser pasado por alto.

El oleoducto inaugurado ayer fue financiado en parte (15%) por Tecpetrol, la petrolera del Grupo Techint que desde el mismo gobierno nacional se acusó de sacar rédito indiscriminadamente de los subsidios al gas y que tras el recorte a esos aportes entabló reclamos que podrían terminar en la vía judicial.

‘A Dios rogando y con el mazo dando’ dice el dicho popular que parece aplicarse a la búsqueda de la mejor foto.


Comentarios


Macri volvió a lucir su mameluco especial sobre Vaca Muerta