Males del sistema circulatorio causan más muertes

Entre estas enfermedades están las del corazón , hipertensivas y cerebrovasculares.

VIEDMA (AV)- Las enfermedades del sistema circulatorio volvieron a encabezar en Río Negro las causas de muertes durante 2000, confirmándose así la tendencia de los últimos años, según informes estadísticos oficiales de defunciones y de nacidos vivos.

Entre las enfermedades del sistema circulatorio se inscriben las hipertensivas, del corazón, insuficiencias cardíacas, cerebrovasculares y Ateroesclerosis, entre otras.

El año anterior hubo 759 actas de defunciones, y luego muy lejos 652 por enfermedades tumorales (en estómago, tráquea, bronquios o pulmón, páncreas o mamas), 260 por causas externas (fallecimientos espontáneos a raíz de accidentes o lesiones) y 227 como consecuencia del sistema respiratorio (infecciones agudas o crónicas).

Los registros oficiales determinaron que 105 personas fallecieron por enfermedades infecciosas y parasitarias (meningocócicas, inmunodeficiencia, intestinales o tuberculosis), 79 por problemas urinarios, 75 por diabetes mellitus, y en menor medida se registraron por afecciones originadas en el período perinatal -72-, cirrosis -64-, malformaciones congénitas -45- y trastornos mentales un total de 35. La temible meningitis se ubicó en el último lugar con apenas cuatro casos.

Los archivos oficiales registraron el año anterior un total de 2.846 muertes en 2.000, lo que representa una tasa específica de mortalidad por cada 1.000 habitantes del 4,4%o en la provincia de Río Negro.

Sin embargo, las enfermedades del sistema circulatorio se llevaron el 26,7% de ese total contra apenas el 22,9% de las tumorales y el 9,1% de causas denominadas “externas”.

Durante 1999 se produjeron 722 casos por afecciones del sistema circulatorio contra 673 de 1998, aunque siempre esta causa se mantuvo en la delantera por encima de las tumorales o del sistema respiratorio.

Con estas estadísticas, un grupo de profesionales médicos viedmenses consiguieron una alta calificación en el Congreso Argentino de Cardiología del año anterior presentando un estudio de prevención de la enfermedad Coronaria o Ateroesclerosis ante las señales de alarma en ese sentido.

La investigación fue titulada “Indice de Insulino Resistencia y Síndrome Metabólico” que se midió sobre un total de 135 personas, en su mayoría agentes públicos y pasivos rionegrinos.

La intención fue estudiar la asociación entre la hipertensión arterial, la insulino resistencia y el aumento de triglicéridos en sangre.

Según la investigación, éstas tres situaciones juntas forman parte del síndrome metabólico el cual está significativamente asociado con la Ateroesclerosis Coronaria, destacando que “la prevención de la enfermedad coronaria, es el objeto central del trabajo realizado a través del control de los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de tener la enfermedad”.

De los pacientes revisados -en este marco- un 12,6% tenía este síndrome metabólico en un grupo de sujetos de entre 40 y 68 años, mientras que los mejores predictores de este síndrome fueron la obesidad abdominal, la inactividad física y el sedentarismo. Un 20% de los sujetos que presentaban estas características tenían presente el síndrome metabólico.

Los profesionales Raúl Coniglio, Juan Carlos Otero, Ana María Salgueiro y Luis Vázquez señalaron que “probablemente un aporte alimentario excesivo con bajo nivel de actividad física observado frecuentemente en la población, conduce a la obesidad abdomimal y puede desencadenar estas alteraciones metabólicas que pueden desencadenar la diabetes, la cual a su vez está asociada con la ateroesclerosis coronaria”.

Hay menos tuberculosis

Río Negro tiene los deberes hechos en cuanto a tuberculosis. Su tasa de incidencia es cada vez menor, según los registros confeccionados por las autoridades de la secretaría de Salud Pública. Sobre 120 enfermos del año anterior, a setiembre de este año se están atendiendo en centros asistenciales públicos un total de 70.

Desde esos ámbitos se indicó que la provincia tiene asegurados los medicamentos hasta marzo del año próximo, sin embargo el Personal del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) advirtió que en la Argentina existen numerosos enfermos que debieron suspender sus tratamientos y otros no pudieron iniciarlos como consecuencia de la falta de medicamentos.

Esto -a su criterio- traerá aparejados aumento de muertes, de pacientes sin tratar que pueden contagiar y posibilidad de incrementar la multirresistencia a los antibióticos, lo que puede significar mayor probabilidad de decesos, de toxicidad de los medicamentos requeridos y un costo por tratamiento 10 veces mayor.

(AV)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios