Mantienen ocupada la Subsecretaría de Trabajo

Medio centenar de desocupados continuaba reclamando la entrega de 200 subsidios. También cortaron la ruta 22, a la altura de la calle Bahía Blanca. Estrecha vigilancia de la policía.



NEUQUEN (AN).- La subsecretaría de Trabajo continuaba anoche ocupada por más de 50 desocupados de la agrupación Barrios de Pie -alineada con la CTA- que reclaman la entrega de 200 subsidios comprometidos por el gobierno neuquino en febrero último, según afirman los manifestantes. La toma del edificio se desarrolla bajo la estricta vigilancia de medio centenar de policías desplegados en el interior de la sede de Trabajo y en las calles adyacentes.

Al cierre de esta edición los desocupados, que no lograron ingresar a la sede de Trabajo, mantenían cortada la ruta 22 y Bahía Blanca, mientras desplegaban carpas sobre el asfalto.

La protesta tomó por sorpresa a los funcionarios del gabinete neuquino que acompañan la gira del gobernador Jorge Sobisch por el interior de la provincia.

El reclamo de los desocupados quedó a la deriva porque ayer no encontró eco entre los miembros del Ejecutivo neuquino. "El gobierno cortó el diálogo", dijo desde el interior de la sede de Trabajo, el vocero de los manifestantes, Jorge Marillán.

Algunos diputados de la oposición se acercaron la noche del miércoles hasta la sede de Trabajo, ubicada en la calle Bahía Blanca y Félix San Martín, para mediar en el conflicto.

Sin embargo, los diputados aliancistas, Mirta Domene, Rita Santarelli y Eduarto Fuentes, junto al legislador por el ARI, Carlos Moraña y Eduardo Correa del socialismo sólo consiguieron que el cordón policial dejara pasar leche, pan y pañales para los niños, mujeres y jóvenes que permanecen desde la mañana del miércoles en el edificio.

Los legisladores regresaron ayer por la mañana a la sede de Trabajo, pero tampoco lograron poner fin a la protesta. En un comunicado de prensa emitido por los tres bloques dijeron que "les fue imposible comunicarse con algún funcionario del Poder Ejecutivo que diera una respuesta concreta a los reclamos de los desempleados".

El director provincial de Empleo, Ernesto Seguel, que atendió en un primer momento a los desocupados, recalcó que la única opción para que los manifestantes accedan a un subsidio es a través del Plan Jefes de Hogar a cargo del municipio local. "Pero no sé por qué no se quieren inscribir", comentó.

Indicó que ayer el organismo no pudo funcionar por la ocupación y opinó que "hay una actitud malintencionada por parte de los desocupados que esperaron que el gobernador se vaya al interior para tomar la subsecretaría".

Marillán solicitó el cumplimiento del acuerdo suscrito el 7 de febrero pasado por parte del gobierno provincial, que se comprometió a asignar 200 subsidios entre los desocupados. Y reiteró que permanecerán en el edificio hasta lograr la ayuda social.

Consideró que el plan nacional no tiene nada que ver con la ayuda social acordada con los funcionarios provinciales, porque el Plan Jefes de Hogar se pagará en julio próximo y la necesidad es inmediata. Indicó que mañana habrá novedades con respecto a la denuncia que presentaron días atrás ante la justicia federal para investigar si arribaron a Neuquén los fondos sociales correspondientes a los programas nacionales.

En Centenario temen perder beneficio si pasan al plan de Nación

CENTENARIO (ACE).- Más de 600 desocupados "autoconvocados" en Centenario pidieron ayer no ser transferidos a los programas nacionales de "jefas y jefes" de hogar. Temen perder los subsidios en el "traspaso" de los programas provinciales a la órbita de Nación, y perder también el ámbito de reclamo ante cualquier "baja" o inconveniente que se produzca con los pagos.

En Centenario unos 2.400 desocupados cobran los subsidios provinciales de empleo, en tanto otros 980 perciben los fondos a través de la ley 2128.

Ayer, el intendente Luis Castillo, en una improvisada reunión en el Concejo Deliberante y en la que estaban presentes varias comisiones de desocupados, aseguró que de acuerdo a las informaciones obtenidas en provincia, "la gente de los planes (de empleo actuales) tiene que ser reubicados en el plan nacional".

En el área de empleo de la comuna, más de 700 personas se anotaron entre el miércoles y el jueves para acceder a los subsidios para jefes y jefas de familia. Hoy el personal municipal continuará la inscripción en el polideportivo municipal, debido a que "debemos inscribir a los que están en los planes". Las inscripciones finalizarán el domingo, en tanto los agentes municipales trabajarán inclusive hasta el fin de semana para cumplimentar todas las planillas de inscripciones. "La selección la hará después Nación, de acuerdo al cruzamiento de datos que hagan ellos", se indicó.

Al menos cuatro comisiones organizadas de desocupados que funcionan en esta localidad se presentaron ayer y exigieron públicamente que la comuna "rechace" los programas nacionales.

Aseguraron que "casi la mitad" de los beneficiarios actuales de los programas provinciales no podrán ser contenidos en los "jefes y jefas" de hogar, pues se trata de personas solas que no tienen ingresos o de matrimonios que carecen de jubilaciones, fueron despedidos y sus hijos superan los 18 años. "Esto no quiere decir que no queremos que el resto de la gente acceda a los nuevos planes, para ellos el gobierno provincial debería implementar un sistema distinto para contenerlos también", se indicó. Los desempleados "autoconvocados" por el temor a perder el subsidio se preparaban hoy para resistir el planteo de inscribirse en los planes nacionales, con movilizaciones y reclamos masivos.

Denuncian empadronamientos truchos

NEUQUEN (AN).- Los subsidios para jefes y jefas de hogar que financia el gobierno nacional no dejan de alimentar polémicas en esta provincia. A la postergada y caótica instrumentación, ayer se sumó un reclamo del bloque de concejales del ARI sobre la confección casa por casa de las planillas con las que se empadrona a los futuros beneficiarios.

El jefe de ese bloque, Juan José Dutto, reclamó a la comuna que instrumente las medidas necesarias para frenar este tipo de manejos y sugirió que las planillas que van puerta a puerta en distintos barrios están en manos de gente "de la provincia y también de la municipalidad".

Dutto comentó que un empleado del bloque, que a su vez es vocal de la comisión vecinal del barrio Colonia Valentina Sur, y otros vecinos de distintos puntos de la ciudad les informaron que "esta gente va anotando con las planillas invitando a que los beneficiarios de la 2128 renuncien a ese beneficio".

El concejal arista sostuvo también que "los quieren convencer con el argumento de que además de los 150 pesos les van a otorgar 30 pesos mensuales por cada hijo".

El vocal de Valentina Sur es Rubén Velasco quien aseguró que en su barrio "hay una agrupación de desocupados que están elaborando sus propios padrones, cuando esto tendría que ser manejado por el municipio y el resto de los consejos consultivos".


Comentarios


Mantienen ocupada la Subsecretaría de Trabajo