Más de dos mil personas asistieron al sepelio

Esta mañana sonaron las bocinas en el cementerio de Cipolletti en memoria de José Vázquez Durán, asesinado y luego calcinado en el interior de su auto la madrugada del miércoles.

Unos 400 taxis y cerca de dos mil personas acompañaron esta mañana en Cipolletti el sepelio del taxista José Vázquez Durán, asesinado de tres balazos y después calcinado en el interior de su auto en la madrugada del miércoles. Los choferes hicieron sonar sus bocinas y, de regreso del cementerio, interrumpieron por algunos minutos la circulación por las principales arterias del centro de la ciudad. Muchos de los autos tenían un cartel con la foto del chofer asesinado y las leyendas «no te olvidaremos, nunca más». El servicio de taxis de Cipolletti comenzó a normalizarse después de las 11, pero voceros del sector dijeron a Télam que la continuidad regular de las prestaciones depende de la reunión que esta tarde tendrán con el intendente Alberto Wereltinek. En este sentido formularon quejas por la falta de atención a los reclamos en materia de seguridad, pero sostuvieron que hay conformidad con las autoridades policiales y las medidas de control callejero adoptadas en los últimos días, tras el crimen de Vázquez. Las fuentes policiales consultadas indicaron que se están reuniendo pistas y testimonios aportados por colegas del taxista muerto, que permitirían dilucidar si tuvo últimamente algún incidente con personas que suelen circular en las noches. Para los pesquisas no resulta convincente que el único móvil del crimen haya sido el robo, porque aún en la hipótesis de que la víctima hubiese reconocido al asaltante y por eso éste le disparara, no se ajusta al patrón delictivo que después incendiaran el auto con el cuerpo en su interior. El juez a cargo del caso, Pablo Iribarren, y la fiscal, Alicia Alasino, mantienen total hermetismo sobre las diligencias ordenadas en las últimas horas, pero trascendió que podrían realizarse algunos allanamientos. Las mismas fuentes dijeron a Télam que el énfasis de la investigación está puesto en ubicar el arma homicida, dado que uno de los tres casquillos de calibre 22 recuperados en la escena del crimen está en condiciones de ser sometido a pericias balísticas. Por otra parte, hasta esta mañana no habían aportado resultado las pruebas de odorología, con un perro especialmente entrenado en detectar olores, para establecer qué tipo de combustible se usó para incendiar el vehículo. José Vázquez Durán, de 58 años y padre de tres adolescentes, trabajaba desde hace cinco años para la empresa de radio taxi Solo Uno de Cipolletti.

Fuente: Télam


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios