Mató a un ciclista en la rotonda cipoleña y se fugó

Ocurrió muy cerca de un boliche bailable. El hombre iba por la banquina y fue alcanzado por un Peugeot 405, que se dio a la fuga en dirección al centro de Cipolletti. Intensa búsqueda.

CIPOLLETTI (AC).- Un ciclista murió al ser embestido por un vehículo cuyo conductor se dio a la fuga. El trágico accidente ocurrió ayer por la mañana en proximidades de las rotondas de las rutas 22 y 151, en Cipolletti, y reavivó la polémica por la inseguridad en el tránsito en cercanías de un local bailable.

El auto, según algunos testigos y las pericias realizadas a las partes que quedaron en el lugar del hecho, sería un Peugeot 405 de color blanco, gasolero. El choque produjo en el rodado una pérdida de combustible, que marcó el rastro de la huida hacia el centro de Cipolletti. Ayer el automóvil era buscado por la Policía.

Se presume que alrededor de las 7,05 de ayer, el Peugeot que se desplazaba desde Neuquén a Cipolletti, arrolló a Humberto Vadalá, de 68 años, quien transitaba en bicicleta en el mismo sentido. El impacto principal habría ocurrido sobre la banquina.

Vadalá sufrió heridas graves y el conductor se dio a la fuga.

La víctima fue trasladada al hospital de Cipolletti, pero no resistió las dos operaciones que le practicaron los médicos para salvarle la vida. Alrededor de las 8,15, murió.

Un familiar del infortunado ciclista, Vicente González, salió indignado ayer a contar lo sucedido.

Aseguró que el trágico accidente de su suegro sucedió «en el momento de mayor auge» del boliche que está en cercanías de la rotonda.

«Salieron un grupo de vehículos del local, por lo que dice la gente que estaba presenciando el hecho. A mi suegro lo agarran, están las huellas, sobre la banquina. Está clarito el manchón de gasoil. No iban por arriba del asfalto sino por la banquina», reiteró.

 

Sin confirmación

Sin embargo hasta ayer los efectivos no podían confirmarlo, aunque sí reconocieron que el impacto principal fue sobre la banquina.

Tampoco, dijeron, podían asegurar que el Peugeot salió del local bailable. «Tenemos autos que salen del boliche, del casino y que pasan por las cabinas de peaje. Se está investigando todavía», dijo una fuente policial consultada.

González calificó como «un acto de cobardía» el abandono de su suegro en el lugar del acci

dente y pidió ayuda a la población para reunir mayores datos sobre el Peugeot 405.

«El rastro de la pérdida de gasoil se sigue clarito ingresando a la ciudad de Cipolletti. El coche no salió ni para el lado de Roca ni Cinco Saltos», aseguró el hombre.

Afirmó que él mismo padeció «el caos» que se genera con el estacionamiento en el local bailable. «Nadie hace nada», cuestionó.

A principios de febrero la empresa Caminos del Valle también mostró preocupación por los inconvenientes en el tránsito en ese sector.

«La problemática surgió a partir de que la asistencia al local superó las expectativas de los dueños y que las medidas previstas inicialmente para ordenar el tránsito resultaron desbordadas», dijeron en su momento desde la empresa.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora