«Me duele que digan que soy agrandado»

Casi sin tiempo para digerir su derrota en Roland Garros, Guillermo Coria perdió ayer en la primera ronda del torneo de Queen's (ante el chino Yen Hsun Lu, por 6-2 y 6-4), donde confesó que le duelen los comentarios que se hacen sobre su persona. Además, admitió que hará «todo lo posible» por trabajar junto a Gil Reyes, colaborador de Agassi.

«A mí me duele que digan que soy un agrandado. Uno se entera de todo, de todo lo que se dice de uno», afirmó el «Mago».

De todos modos, el número tres del mundo señaló que tiene muy claros sus objetivos: «el oro en los Juegos Olímpicos de Atenas y el número uno del ránking». Esos logros podrían llegar de la mano de Reyes.

«Voy a hacer todo lo posible para que esté conmigo. Pero por una cuestión de respeto a Agassi, que sigue jugando, esperaré. Cuando se retire quiero trabajar con Gil, que me ayudó mucho para preparar la final en Francia». (DPA)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios