Medicina propone eliminar el examen de ingreso

El Consejo Directivo aprobó un nuevo plan.

CIPOLLETTI (AC).- Si bien no está firme aún porque deberá aprobarlo el Consejo Superior de la Universidad Nacional del Comahue, el Consejo Directivo de la Escuela de Medicina elaboró un nuevo plan de estudios en el que eliminó el examen de ingreso y le agregó un año más a la carrera, dividiéndola en cuatro ciclos.

La novedad es la incorporación de un ciclo introductorio, correspondiente al primer año, que tendrá cinco áreas básicas: Biofísica, Química, Biología, Medicina y Sociedad e Introducción al estudio de la Medicina.

La información fue proporcionada ayer por el director de la Escuela, José Bello, y la secretaria Académica, Marcela Debener.

El nuevo plan -dijo Bello- comenzó a elaborarse a poco de su asunción, en mayo de este año, y se aprobó el lunes último. El próximo 17 será tratado por el Consejo Superior. Su aprobación está atada inexorablemente al incremento de la partida presupuestaria.

El 19 de diciembre comienzan las inscripciones y se espera que para esa fecha ya esté resuelto el tema, dado que se estima que al primer año, en el 2006, estarían ingresando entre 1.200 y 1.500 estudiantes. De otra forma se complicará el ejercicio venidero y como opción de máxima habría que continuar con el viejo esquema del ingreso por exámenes eliminatorios.

El hecho de que la UNC adscriba al ingreso irrestricto como dogma y que hubiera limitaciones en la Escuela de Medicina en ese aspecto, desató una polémica que derivó en un conflicto de proporciones y que incluso llegó a la Justicia.

El nuevo plan de estudios -si consigue la aprobación también del Superior- permitiría normalizar la situación de esta propuesta universitaria que se dicta desde hace 7 años en Cipolletti.

En la actualidad la carrera está dividida en tres ciclos. Con el nuevo esquema, se sugieren cuatro. El ciclo Introductorio corresponde al estudiantado del primer año, que ingresa como regular con todos los derechos y obligaciones que los demás de años con mayor avance. El se

gundo ciclo es el Biomédico, el tercero el Clínico y el cuarto el de Síntesis e Internado Rotatorio.

La aprobación de este plan, pudo saberse, surgió por votación mayoritaria y se produjo el lunes último. A favor sufragaron Bello, Debener, los integrantes del claustro de Profesores Edgardo Fernández, Gustavo Zabert y Graciela Buzeta; los del claustro de Alumnos Mauro Rodríguez y Sebastián Solzona, y la del Administrativo, Diana Lo Cacciato. Sólo se pronunció en contra el profesor Armando Cala Lesina y hubo tres representantes ausentes.

Tanto Bello como Debener consignaron que los estudiantes, como condición indispensable, deben aprobar cada ciclo para pasar al siguiente y que el primero no difiere para nada de los demás en cuanto a su metodología, requisitos y exigencias.

Con la programación que se iniciaría en el 2006 la Escuela de Medicina -que en la actualidad tiene 740 estudiantes, 140 docentes y 17 no docentes, y que en líneas generales apunta a la formación de médicos generalistas- cumplió con lo normado por el Consejo Superior, y reiterado por la propia rectora Ana Pechen, en sentido de que desde el asentamiento médico cipoleño se formulen los cambios necesarios para la adecuación del plan al estatuto de la UNC.

El presupuesto, una prioridad

CIPOLLETTI (AC).- En función del actual esquema de estudios, con el ingreso limitado por exámenes, ingresaba año a año a la Escuela de Medicina una cifra promedio de 100 estudiantes. Con la adecuación al ingreso irrestricto previsto en el nuevo plan de estudios se estima que lo harán entre 1.200 y 1.500 estudiantes.

Por ello, en ámbitos de la conducción de la Escuela se insiste en la necesidad de que deberá disponerse de una partida presupuestaria consecuente con la nueva situación.

Medicina no tiene presupuesto propio. Recibe 500.000 pesos del rectorado para su subsistencia, aunque con otras partidas y asignaciones complementarias esa cantidad treparía casi a 1.500.000 pesos.

Con la multiplicación de los estudiantes del primer año y la reacción en cadena que esa situación tendrá para los años siguientes, se estaría necesitando, por lo menos, una partida de 3.500.000 de pesos. En el plantel docente, y esto vale como ejemplo, tendrían que sumarse 50 a los 140 que hay ahora.

El director, José Bello, no quiso confirmar cifras del presupuesto pero sí aceptó que el del 2006 tiene que ser mucho mayor que el de este año porque de otra forma no se podría funcionar. Aparte, el Consejo Superior y el rectorado tendrán que comprometerse a garantizar el acceso de estudiantes a aulas en el nivel central, en Neuquén, tema que deberá consensuarse con otras facultades. Y será ineludible una ampliación edilicia en las dos bases de la Escuela en Cipolletti.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios