Medio año ya sin calefacción en dos cursadas de la UNRN

Alumnos de Criminología y Artes Visuales terminaron el primer cuatrimestre tiritando de frío en las aulas del colegio Umbrales donde toman sus clases. Desde diciembre último, una rotura mantiene cortado el suministro de gas en las instalaciones.

Los alumnos de las carreras de Artes Visuales y Criminología de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) perdieron varias clases debido a que el colegio Umbrales, donde se cursan la mayoría de las materias, no cuenta con calefacción.

En diciembre del año pasado, el medidor de gas fue retirado por empleados de Camuzzi cuando descubrieron que tenía una fuga de gas. Desde entonces se espera que las autoridades del colegio resuelvan la situación.

“Hace más frío adentro que afuera”, se escucha decir a un grupo de alumnos mientras salen de una de las aulas.

Ante las bajas temperaturas se optó por adquirir pantallas eléctricas y caloventores. “No alcanza con esto porque las aulas son grandes y no calientan nada. Perdemos clases y nadie resuelve nada. Es una tomada de pelo que hayan comprado esos caloventores”, subrayó Alejandra, alumna de Criminología.

Otro alumno comentó : “¿Es un chiste? Esos calefactores eléctricos están pensados para un baño pequeño…”

En una de las clases, la térmica saltó debido a que los caloventores estuvieron varias horas prendidos.

Esto generó una gran incertidumbre debido a que se corría el riesgo que se produzca un incendio. Pese a esto la situación no cambió.

Los primeros días de frío se hicieron sentir dentro de las aulas. Era mediados de abril y el tiempo anticipaba que el invierno iba a hacerse sentir.

Los meses pasaron y las autoridades de la UNRN resolvieron enviar caloventores para calefaccionar aulas donde cursan más de 50 alumnos.

Ante la falta de soluciones a la vista, muchos optaron por abrigarse para asistir a clases. La escena de estudiantes con campera y bufandas dentro de las aulas se transformó en una imagen muy común.

La única suerte con la que contaron fue que apenas empezó el invierno, el cuatrimestre finalizó, por lo que no tendrán que asistir a diario para cursar.

Las clases continuaron con normalidad hasta que las bajas temperaturas obligaron a los docentes a tomar alguna medida. Unos optaron por hacer las clases más cortas y otros, directamente, prefirieron suspenderlas. Por lo general era cerca de las 20 que era el horario cuando más se hacía sentir el frío. Inclusive, una profesora debió suspender una de sus clases después de haberse enfermado por dar otras clases en Umbrales. (Ver aparte)

A fines de marzo de este año, estudiantes de Criminología y Artes Visuales viajaron a Viedma para reclamar la construcción de un edificio propio tras argumentar que Umbrales no está condiciones, como así tampoco la Escuela de Cerámica, donde también cursan.

El rector de la UNRN, Juan Carlos Del Bello, les contestó durante la sesión del Consejo Universitario que él considera que el colegio Umbrales “está en condiciones” y sostuvo que “seguirán cursando en ese mismo colegio”.

La avería

Algo de historia

La sede de la UNRN abrió sus puertas en 2011 y desde entonces sus alumnos piden tener un edificio propio. Los primeros años, la sede Cipolletti funcionó en la exescuela de Cerámica de la municipalidad. Luego, por el crecimiento de la matrícula y la declaración de que el edificio no era apto (2015) se alquilaron aulas del colegio Umbrales.

“Se está evaluando qué medidas se van a tomar, pero lo cierto es que por ahora seguirán teniendo clases en ese colegio privado”.

explicó el director de la carrera de Criminología, Fernando Casullo.

Datos

6 meses
lleva el colegio Umbrales sin suministro de gas debido a la detección de una fuga en diciembre del año pasado.
“Se está evaluando qué medidas se van a tomar, pero lo cierto es que por ahora seguirán teniendo clases en ese colegio privado”.

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios