«Menem es un visionario»

Aunque nadie se lo pregunte, Legrotaglie dice que «Menem es mi padre; un visionario y será nuevamente presidente en el 2003».

Cuentan que en una visita que hizo el presidente por Mendoza y recorriendo en micro la avenida San Martín, alcanzó a divisar a Víctor entre la gente. Hizo parar el colectivo y lo invitó a subir. También que siendo gobernador de La Rioja en 1975 le hizo la despedida en su provincia. Jugaron con Belgrano y fue una de las pocas veces que se llenó una cancha.

Como Legrotaglie le tiene pánico a los aviones, una vez el propio Menem le pagó un remise hasta Buenos Aires porque debía solucionar un problema de documentos.

«Lo visité varias veces en Olivos. Tengo mucho miedo del futuro. Fernández Meijide es una renegada, 'Chacho' Alvarez quiere poder y pasa por todos los partidos y De La Rúa es una buena persona pero no creo que le dé el cuero». Y agregó: «Reconozco que Menem ha hecho muchas macanas, pero siempre fue por ayudar a los demás. Para mí es Dios».

«Su principal error fue haber apañado a mucha gente mala que tuvo alrededor. Siempre los bancó y eso le costó muchos dolores de cabeza. Lo digo desde el sentimiento porque nunca me dio nada ni tampoco se lo pedí».

Una de tantas

«En el '71 nos tocó enfrentar al Estudiantes campeón del mundo. Apenas se bajó del avión, Pachamé pregunto si jugaba yo. El partido fue en Godoy Cruz. Les pegamos un baile bárbaro y pero sólo ganamos 2 a 1. A Pachamé lo volví loco. En un momento lo llevé al banderín del córner y esperé que viniese Malbernat para hacerle un caño de taco. Ahí Pachamé se tira de atrás a partirme, pero lo ví de reojo y terminó por golpear duro a su propio compañero. Me di vuelta y les dije: 'muchachos, levántense que están pasando un papelón'. ¡Me querían matar!».

Acerca de…

Maradona: «Lo respeto sólo como jugador. No me interesa ninguna relación con él ni con su entorno. Alguna vez me habló que iba a poner una escuela de fútbol en Mendoza pero no me interesó la propuesta. No me junto con quienes no me siento cómodo.».

Pelé: «Jugamos en el '64 contra el Santos y sus estrellas. Al final del partido el 'negro' llamó a Aliendro y a mi para felicitarnos. Todo un señor».

Menotti: «Es un tipazo. Podés hablar de fútbol, de minas, de tango, de literatura. Sabe un montón de todo. Es un seductor. Creo que no tiene que dirigir más y sus conocimientos volcarlos con la gente que quiera escucharlo».

Duchini: «Lo vi hace poco. Una gran persona. Está casi ciego pero mantiene toda su sabiduría, lo quiero mucho».

Bilardo: «Es un obsesivo de la destucción. Vive pensando en como joder al rival y se olvida de la creación, que lo más hermoso del fútbol. A Bilardo lo salvó tener a Maradona en el '86».


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora