Moyano y Barrionuevo buscan la unión sindical

Quieren fijar criterios comunes para discutir paritarias y aumento a los jubilados. Buscan que también participe la CGT oficialista que encabeza Antonio Caló.

Archivo

“El sindicalismo unido, jamás será vencido”. Ese es el estribillo que afinaron ayer Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, titulares de las dos CGT opositoras al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, que adelantaron su intención de unir a todo el sindicalismo, incluyendo a los gremios afiliados a la CGT oficialista de Antonio Caló, en un plenario para definir una agenda común. Así lo ratificaron ayer los máximos representantes del sindicalismo opositor, tras un encuentro en Mar del Plata, en el que se decidió realizar un plenario el próximo 20 de enero, para delinear reclamos en torno a paritarias, aumento a jubilados, inseguridad y fondos de obras sociales. La decisión que adoptaron moyanistas y barrionuevistas distendió el clima interno sindical, porque algunos querían convocar a un plan de lucha de largo aliento. La reunión se realizó en el Hotel Sasso, propiedad de los Gastronómicos, y estuvieron, además de Moyano y Barrionuevo, los sindicalistas Guillermo Pereyra (Petroleros), Carlos Acuña (Estaciones de Servicio), Roberto Fernández (UTA), Omar Maturano (La Fraternidad) y Abel Frutos (Panaderos), entre otros. Tras el encuentro, Barrionuevo manifestó que “la idea es en marzo unificar el Movimiento Obrero” y sostuvo que “ya somos mayoría”. En ese sentido, el líder de la CGT Azul y Blanca expresó que buscan que en la cumbre participe la CGT Balcarce, alineada al Gobierno. “Nos unimos con Moyano y vamos a invitar a Caló. Queremos estar todos juntos ahora”, dijo el líder de los gastronómicos. “Cuando yo hablo de unidad, me refiero a todos, que no haya excepciones”, recalcó para que no queden dudas. Barrionuevo lanzó críticas a Jorge Capitanich, el jefe de Gabinete, y señaló que no está en su horizonte pedirle una audiencia. “Asumió un Jefe de Gabinete y parecía que era el Presidente, pero el poder se diluyó a la semana”, disparó. “La década no fue nada ganada porque cuando fuimos a los bifes, te encontrás con la falta de inversiones. Yo creo que fue una década perdida. No hubo ni administración, ni gestión. No somos creíbles. Vivimos en un mundo subsidiado”, soltó el líder sindical, sin medias tintas. La reunión y la convocatoria para el 20 de este mes se realiza en el contexto de una fuerte puja gremial por los aumentos salariales que pedirán las federaciones sindicales en negociaciones paritarias con empresarios. Desde ambas centrales coincidieron en resaltar la agenda común de reclamos que tienen los tres sectores en que esta dividida la CGT que incluyen el rechazo al impuesto a las ganancias sobre salarios el reparto de fondos de las obras sociales, la universalización del salario familiar y un aumento de emergencia para jubilados y pensionados entre otras demandas. (DyN)

Los líderes del sindicalismo opositor compartieron un encuentro en Mar del Plata.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios