Murió Subiela, maestro de cineastas

Considerado un referente del realismo mágico en la pantalla grande y uno de los mejores de su generación, falleció de un paro cardíaco a los 71 años. “Hombre Mirando al Sudeste” y “El lado oscuro del Corazón” le dieron reconocimiento internacional.

El reconocido cineasta y docente Eliseo Subiela, considerado uno de los mejores de su generación y reconocido a nivel internacional, falleció ayer a los 71 años por una afección cardíaca. Sus restos serán velados hoy en un cementerio privado de la localidad bonaerense de Pilar.

“Lamento informar que en la madrugada de hoy (por ayer) falleció nuestro colega Eliseo Subiela, un gran director de cine y un gran docente”, expresó Gabriel Arbós, directivo de la asociación de Directores Argentinos Cinematográficos (DAC), a la que pertenecía el cineasta. Para sus colegas, Subiela fue uno de los primeros realizadores que introdujo en su obra la fantasía y la ciencia ficción como elementos centrales, siempre combinados con temas como el amor, la utopía y la muerte.

Subiela, quien preparaba una segunda puesta en escenarios teatrales para marzo con la obra de su autoría “La vida real”, era padre de tres jóvenes . A pedido de la familia, los restos de Subiela serán velados mañana solo durante una hora, de 11.30 a 12.30, en el cementerio Jardín de Paz , en Pilar.

Su trayectoria en el cine comenzó como asistente de los cineastas argentinos Armando Bo y Leonardo Favio a mediados de los años 60. Considerado el referente del género de realismo mágico llevado al cine, debutó en 1963 con el cortometraje “Un largo silencio’’ , pero saltó a la fama internacional con “Hombre mirando al sudeste’’ (1986) y “El lado oscuro del corazón’’ (1992). Sus obras estaban marcadas por un lenguaje poético, el retrato de las relaciones atormentadas y la inclusión de ciencia ficción y fantasía como elementos del relato. En su vasta carrera recibió galardones internacionales y el Premio Konex/Diploma al Mérito en 1991, como uno de los “5 mejores Directores de Cine de la década 1981-1990” en la Argentina.

Un referente del

cine argentino

Debutó en 1963 con el cortometraje “Un largo silencio’’.

“Hombre mirando al sudeste” (1986), obtuvo varios galardones internacionales, entre otros del Festival de San Sebastián y el de Toronto.

“El lado oscuro del corazón” (1992) fue la que más público convocó. Incorporó poemas del uruguayo Mario Benedetti y de los argentinos Oliverio Girondo y Juan Gelman.

Tambien destacaron “Últimas imágenes del naufragio” (1989), “No te mueras sin decirme adónde vas” (1995), “Despabílate amor” (1996) y “Pequeños milagros” (1997).


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios