Comienza la temporada de poda urbana

Desde el 2 de mayo se pueden recortar y extraer árboles de las veredas. Consejos, precios y cuidados para no ser multados.

22 abr 2018 - 00:00

En diez días comenzará la temporada de poda del arbolado urbano en la ciudad. En pleno otoño, muchos de los vecinos deciden empezar a cortar ramas para que haya menos hojas que juntar y otros lo hacen para que el árbol pueda crecer con mayor fuerza.

Los frentistas que quieran podar sus plantas deberán tener obligatoriamente una autorización por parte de la municipalidad. “La ordenanza 18.027 dice que el vecino tiene que solicitar el permiso al municipio para hacer la poda o extracción del árbol urbano, el que se encuentra en la vereda. Después la poda o extracción queda a cuenta del vecino, ya que ellos tienen que realizar el trabajo por sus medios porque la municipalidad no ofrece el servicio”, explicó el director del Arbolado Urbano, Alejandro Hobert.

La infracción por no pedir el permiso para poda o extracción va parte de los 2.500 pesos, de acuerdo a la cantidad de violaciones que se hayan cometido sobre la ordenanza municipal.

El tiempo límite para pedir la autorización para la poda es hasta el 31 de agosto y es sin costo. “Sí o sí la gente tiene que pedir el permiso para que no haya disturbios con las ramas y porque sino nosotros desde la municipalidad no tenemos un registro de los árboles”, sostuvo Hobert.

Desde la municipalidad se facilita un listado de podadores que están habilitados por la Facultad de Agronomía. Pero en caso que se quiera contratar un servicio privado hay que tener en cuenta ciertos cuidados.

“Si hablamos de un árbol mediano, que a pasa un metro y medio del tendido eléctrico, hay que podarlo dos metros por abajo de los cables. Luego darle la forma. También hay otras cuestiones como es la vereda, si es chica directamente se recomienda sacar el árbol porque cuando se lo poda la parte de abajo se ensancha”, desarrolló Sergio Elizondo, trabajador particular de poda.

Y agregó: “Algunos directamente amputan el árbol cortándolo muy bajo entonces la raíz toma fuerza, aumenta su tamaño y rompe toda la vereda. Es algo que se ve mucho en la ciudad”.

Sin autorización
2.500
pesos es el valor desde el cual parten las multas que se labran a quienes poden o extraigan un árbol sin permiso.
Para tener en cuenta: los costos del trabajo
El costo para podar o extraer un árbol varía según el tamaño del ejemplar, su ubicación y el podador.
“Por una poda de vereda sencilla se cobran unos 400 pesos como mínimo”, dijo Sergio Elizondo. Para una extracción se arranca de 4.000 a 6.000 pesos dependiendo en especial de las cañerías que hay debajo del árbol.
Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.