Llegar a Neuquén por el tercer puente, un laberinto solo para entendidos

Faltan carteles informativos e iluminación, tampoco se terminaron las obras anexas, como los cuatro rulos de empalme y se suceden los accidentes por malas maniobras.

14 mar 2018 - 00:00

Diez semanas y diez incidentes vehiculares: el puente que se eleva por el Cañadón de las Cabras y cruza por encima la Ruta Provincial 7 sigue siendo un dolor de cabeza en lo que al tránsito se refiere. En las calles colectoras que conectan las rutas se conjugan imprudencias de los conductores y la falta de carteles informativos.

El nuevo acceso a Neuquén es un laberinto para quienes lo recorren sin conocerlo.

Te puede interesar Pasó de nuevo: choque en el Tercer Puente por una vuelta en “U”

El ruido de los camiones que pasan a toda velocidad hacia el Parque Industrial es incesante, a ellos se suman centenares de vehículos particulares o de empresas que realizan maniobras indebidas. Todos los factores generan un coctel peligroso.

Basta con permanecer pocos minutos en los empalmes colectores para contar decenas de giros en “U”, conductores adelantando a otros vehículos sobre las curvas y maniobras de todo tipo.

La habilitación del tercer puente entre Neuquén y Cipolletti fue apurada, se realizó sin estar concluidas las obras anexas, por ejemplo la culminación de los cuatro rulos de empalme en el Cañadón de las Cabras, trabajos que en su concreción parecen lejanos porque se encuentran paralizados.

Las señales de tránsito fueron un punto flojo, los carteles se fueron incorporando sobre la marcha. La iluminación existente es la que ofrece el sol durante el día y los controles policiales se realizan con intermitencia y por lo general son durante la mañana.

Te puede interesar Habilitaron el Tercer Puente sin rulos por “presión de la sociedad”

El objetivo de abrir la Circunvalación que conecta la Ruta Nacional 151, en el lado de Cipolletti, con la Autovía Norte, en la meseta neuquina, fue para descongestionar el tránsito en los puentes carreteros de la Ruta 22. Aunque se logró esa meta, el camino alternativo se convirtió una verdadero laberinto para quienes desconocen su trazado. Por ejemplo, no hay carteles que ofrezcan información al conductor sobre cómo acceder desde el tercer puente hasta la Ruta 7, para poder ingresar luego a la capital provincial.

Formalmente existen dos alternativas para quienes vienen de Cipolletti: la más corta es descender en la primer bajada del Cañadón de las Cabras rumbo al norte por la Ruta 7, recorrer un kilómetro y tomar la primer rotonda que está en el ingreso al Parque Industrial. Ese sector en las primeras horas de la mañana es un infierno de vehículos que provienen desde Centenario.

La otra alternativa es continuar por circunvalación hacia el empalme con la Autovía Norte sobre la meseta, allí hay un retorno que se puede realizar luego de tomar dos pequeñas rotondas que forman un “ocho” y se presentan muy confusas. Para acceder a este ingreso el trayecto para recorrer es extenso, son alrededor de nueve kilómetros extra que se deben circular entre la ida y la vuelta.

Te puede interesar Otro choque en la Autovía Norte puso en evidencia la falta de obras

Pero, lo más habitual es la negligencia. Los conductores siempre optan por el camino más corto y peligroso, prefieren acceder a las colectoras girando “U” e ignorando los carteles que prohiben la maniobra.

En dos meses y medio, la dirección de Tránsito de la Policía intervino en al menos 10 siniestros en el lugar. Tres fueron en enero, cinco en febrero y dos en lo que va de marzo.

Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.