Newell’s sacó medio pase a la final

Maxi, de cabeza, y Scocco, de tiro libre, los goles.

FBaires

Newell’s dio un paso clave en la Copa Libertadores. Ante una multitud, superó 2-0 al Atlético Mineiro y aseguró medio pasaporte a la final de la edición 2013 del máximo torneo continental.

Maxi Rodríguez, el jugador de los goles importantes, e Ignacio Scocco, de tiro libre, hicieron delirar a los hinchas locales, que tuvieron una fiesta copera en el Coloso Marcelo Bielsa de Rosario.

El dueño de casa marcó diferencias en el juego desde el primer minuto, pero no pudo concretarlo en la red. Le faltó el toque final, ante un rival que arrancó dormido y con un Ronaldinho ausente.

Recién después de los 20, la visita avisó que estaba en cancha con una buena combinación entre el crack y Jó, pero rápidamente la Lepra respondió, con un buen partido de Milton Casco, Víctor Figueroa y Rodríguez. Scocco estuvo en otra sintonía en la primera mitad y tal vez ahí está el motivo por el que marcharon al descanso con el marcador en cero.

Lo que perdió Newell’s en el primer tiempo, lo concretó en el segundo. Aunque tuvo un arranque con dudas, en la primera llegada a fondo, facturó y el “Marcelo Bielsa” estalló por primera vez. Figueroa aprovechó a fondo una segunda jugada, le mandó un perfecto centro a Maxi Rodríguez, quien definió con un cabezazo cruzado, de manera perfecta.

El equipo del Tata Gerardo Martino se sacó la mufa y lejos de relajarse fue por más. A los 30 se paralizaron varios corazones, porque Jó la mandó al fondo del arco y hasta gritó el gol, pero el línea levantó la bandera por un off side muy finito.

Pasó el temblor y cinco más tarde, llegó el segundo estallido en el Parque Independencia. Nacho Scocco adueñó de la pelota en un tiro libre y no se equivocó: la puso abajo, pegada al palo y Victor se estiró, se volvió a estirar y nunca llegó. 2-0, un resultado ideal para ir tranquilo a los 90 minutos de cierre.

El grito de Scocco llegó en un momento clave, porque Mineiro no tuvo tiempo para reaccionar. Así, Newell’s dio un paso determinante y logró el mismo resultado que Olimpia, en la otra semifinal (ver aparte).

La semana que viene, en Belo Horizonte, se definirá la historia y seguramente el equipo de Cuca y Ronaldinho saldrá a buscar la “igualdad” desde el primer minuto. La Lepra, con el resultado a su favor, tendrá la gran oportunidad de manejar la situación y así dar un paso clave para lograr la copa, después de las finales perdidas en 1988 ante Nacional y 1992 con San Pablo. (AN)

copa libertadores


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios