Niños de un barrio de Cipolletti conviven con aguas servidas

Los vecinos informaron que los chicos padecen varias infecciones.

CIPOLLETTI (AC)-. Heridas infectadas, alergias y picaduras son algunas de las afecciones que sufren los niños del barrio Costa Norte de esta ciudad a causa de la basura y las aguas servidas que rodean el lugar. El municipio aún no ha tomado cartas en el asunto.

Aldana, de cuatro años, es una de las niñas afectadas. Hace unos días estuvo internada con suero por una infección en su cara causada por una picadura de mosquito. Vive con su familia cerca de uno de los focos infecciosos más importante, un canal de tres metros de profundidad que fue construido por uno de los propietarios del terreno para que no se extendiera el barrio. Allí se acumula todo tipo de basura y se desborda de aguas sucias en muchas épocas del año.

«Le picó un bichito en el mentón y se le empezó a hinchar la cara y el ojo, casi no lo podía abrir», contó Dora, la madre de Aldana. Ante este cuadro la vecina se acercó a uno de los centros periféricos del barrio y su hija quedó internada varias horas con suero, hasta que quedó fuera de peligro. «Ahora toma antibióticos y está mejor», agregó Dora, indicando que «este canal atrae insectos y están todos contaminados, siempre estamos tirando productos para que no se acerquen a la casa».

Ya hace dos años que la comuna prometió rellenar este canal, a raíz de la caída de u menor de 3 años que casi termina en tragedia, pero aún no han hecho nada. «Después de que mi hijo se cayera vinieron sólo dos veces a rellenar con tierra y nunca más volvieron», dijo María.

Brian no es el único chico que se ha caído. «La nena de enfrente también quedó dentro del canal el año pasado y terminó muy enferma, yo vivo preocupada mirando que mis hijos no se acerquen», comentó Erika.

Pero el canal no es el único lugar donde la basura y las aguas de pozo se acumulan. «En este barrio convivís con esto, está por todos lados y nadie nos da bolilla, ni las asistentes sociales, ni Protección Civil», aseguró otra de las vecinas. «Hace una semana llovió y las napas subieron tanto que inundaron la casa de mi madre, llamamos a protección civil y jamás vinieron, tuvo que convivir con esa suciedad».

Este no es un problema nuevo, desde hace años que Costa Norte sufre estas «incomodidades» y con su crecimiento se acrecienta cada vez más. Cada sector bajo posee aguas sucias de los pozos ciegos que se filtran cuando hay lluvias, riego en las chacras vecinas o si el río crece.

«La solución al problema es rellenar, yo lo hice en mi patio y dio resultado», aseguró otra de las vecinas. Con infecciones, olores nauseabundos, basura y peligro de que los chicos se ahoguen, los vecinos de Costa Norte han hecho varios reclamos al municipio, pero no han obtenido respuesta.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios