No hay paco, pero vigilan

NEUQUÉN (AN).- Desde Toxicomanía informaron que las investigaciones no han arrojado datos sobre el ingreso de paco a la provincia y confiaron que se debe a que un negocio demasiado riesgoso cuya ecuación económica no cierra.

«Primero que nada en Neuquén no hay cocinas de cocaína, por lo que no hay pasta base ni desechos. Además, quienes comercializan quieren hacer una buena diferencia y como en la provincia hay plata para solventar marihuana y cocaína, se siguen manejando con esas drogas», explicó uno de los expertos del departamento policial especializado.

De acuerdo con el análisis que hacen los policías, los traficantes no traen paco a la provincia porque es demasiado arriesgado hacerlo pasar por los controles, y para que la ganancia sea importante hay que traer cantidades muy considerables.

«Es negocio en Buenos Aires porque allá tenés cocinas y lo comercializan fácil, pero traerlo hasta acá no les conviene para nada», insiste un pesquisa consultado por «Río Negro».

De las tareas investigativas realizadas por Toxicomanía en ninguna ha surgido el dato de paco pero ante la duda, el departamento está haciendo visitas sorpresivas a distintas fábricas que utilizan algunos químicos que se podrían emplear en la elaboración de este estupefaciente letal.

«Hasta ahora no se ha presentado ninguna irregularidad y si alguien vio o escuchó que había un pibe con paco es porque lo trajo o se lo trajeron de Buenos Aires para probarlo, pero no porque se comercialice en la provincia», concluyó el uniformado.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios