No hubo aún beneficio directo para la salud

El balance de los pioneros apunta todavía al futuro.

Archivo

“El genoma humano fue descifrado”. Pasaron apenas diez años desde que se anunció esta gran noticia. Dos fuertes rivales informaron en la Casa Blanca juntos sobre su éxito. Se trataba de Francis Collins, entonces director del Proyecto Genoma Humano, financiado con fondos públicos, y el genetista y empresario estadounidense Craig Venter.

Sus respectivos equipos de científicos lograron hacer un mapa aproximado y entonces todavía incompleto de los 3.000 millones de pares de bases que conforman el genoma humano.

Tanto Collins como Venter destacaron la utilidad de este nuevo conocimiento para la humanidad, pero hasta los estadounidenses, que miran con optimismo al futuro, se mostraron desconfiados: una encuesta realizada por la emisora CNN arrojó entonces que el 41 por ciento de la población consideraba inmoral la investigación genética.

“La promesa de una revolución para la salud del hombre sigue siendo válida”, recalca ahora Collins en un comentario publicado en la revista británica “Nature” (volumen 464, página 674) en su edición de ayer jueves.

“Aquellos que esperaban de la noche a la mañana resultados dramáticos podrían estar defraudados, pero deberían ser conscientes de que la investigación genética sigue la regla máxima de todas las tecnologías: nosotros sobrevaloramos sin excepción la influencia a corto plazo de una nueva tecnología y subestimamos sus efectos a largo plazo”.

El entonces presidente de Estados Unidos Bill Clinton habló durante el anuncio el 26 de junio de 2000 del mapa “más importante y maravilloso” de la humanidad.

Comparó el desciframiento del genoma humano con el mapa de los investigadores Meriwether Lewis y William Clark, que con sus exploraciones posibilitaron la colonización del oeste de Estados Unidos.

El diario alemán “Frankfurter Allgemeinen Zeitung” publicó seis páginas con las secuencias del genoma humano. Por columnas se podían leer secuencias de letras como “GAGGAT GTGGAG AAATAG GAACAC”. Cada letra corresponde a una de las cuatro bases nitrogenadas que forman el ADN: adenina, timina, citosina y guanina.

Entonces, Collins, quien actualmente es director del Instituto Nacional de Salud (NIH), hizo pronósticos para el año 2010. Como nunca tira sus presentaciones, pudo revisar ahora la lista con los seis puntos.

Allí decía que para decenas de factores indicadores de salud habría pruebas genéticas para su predicción. Para muchos de ellos habría posibilidad de reducir el riesgo de enfermedad. Aparecerían gran cantidad de empresas que ofrecerían “medicina genética”, la genética preimplantatoria estaría ampliamente desarrollada y sería también muy controvertida.

En Estados Unidos se aprobará una prohibición para la discriminación genética, supuso Collins hace una década. Y el acceso a la medicina genética no tendrá una distribución justa, ante todo en los países más pobres.

Collins opina que en general se cumplieron sus seis pronósticos.

Tomando como base los datos del genoma descifrados en los diez años pasados, se desarrollaron nuevos medicamentos, por ejemplo para el cáncer.

“Sin embargo, es adecuado decir que el Proyecto Genoma Humano no tuvo una influencia directa sobre la asistencia médica de la mayoría de las personas”, indicó el experto.

Se esperan nuevos avances importantes tan pronto bajen, en los próximos tres a cinco años, los costos de la secuenciación de un genoma a menos de 1.000 dólares (750 euros), añadió Collins.

Ahora ya hay gran cantidad de posibles puntos de partida para nuevas terapias, que fueron halladas con análisis genéticos. “En esta superabundancia de posibilidades terapéuticas establecer prioridades es un desafío”.

(DPA)

a diez años del desciframiento del genoma humano


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora