No pueden controlar la venta callejera

La Cámara de Comercio de Bariloche alertó sobre el descontrol de los vendedores ambulantes.

Alfredo Leiva

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El municipio puso en marcha en marzo pasado un plan de acción para ordenar y fiscalizar la venta ambulante, pero hasta ahora los logros se notan muy poco y la Cámara de Comercio volvió a alertar sobre el descontrol que reina en esa actividad.

El subsecretario de Hacienda, Leandro Costa Brutten, dijo que tiempo atrás iniciaron una etapa de regularización, en la que invitaron a “artesanos, manualistas y ambulantes” a inscribirse y cumplir con las ordenanzas, y que la etapa “iniciada y en ejecución” es la de secuestro de mercadería.

Aseguró que llevan realizadas 12 actas de infracción en el microcentro, en la calle Onelli y también en el cruce de Pioneros y ruta a Catedral, algunas con denuncias penales de por medio debido a la resistencia de los puesteros.

Sin embargo en la calle los resultados son casi inexistentes. El último fin de semana largo el tramo de Mitre que va de Quaglia hasta Palacios funcionó como una feria callejera, con artesanos que convivían metro a metro con vendedores de muñequitos, collares y otros productos industrializados.

Lo mismo ocurre cualquier día de semana al caer la tarde, cuando ya no hay riesgo de que aparezca un inspector.

La Cámara de Comercio exhibió una vez más su preocupación por el tema y espera que las actuaciones del municipio y de la policía sean más efectivas “tanto en la sanción como en la prevención, es decir en vigilar para que no se instalen, como hacen en Buenos Aires”.

El gerente de la Cámara, Claudio Cabaleiro, dijo que realizan un seguimiento periódico de la venta ambulante y que en el último registro de mayo tenían relevados “más de 150 puestos entre las calles Mitre y Onelli”.

Aseguró que en febrero ya habían planteado el tema y le entregaron al intendente Omar Goye una propuesta de trabajo, en la que le aseguraban que “si está la voluntad política” de erradicar la venta callejera irregular la Cámara iba a colaborar.

Ahora tienen pedida desde hace un mes una nueva reunión con el intendente para plantear ése y otros temas, pero hasta ayer no tenían respuesta.

“Uno de los problemas es que los inspectores municipales son como estancos separados. El que controla el tránsito se puede tropezar con los manteros en la Mitre, pero no va a hacer nada”, se lamentó Cabaleiro.

Dijo que la situación de la venta ambulante y de los promotores (que también están prohibidos) les genera gran inquietud porque no ven respuestas. Explicó que “molestan al transeúnte y generan competencia desleal” a los comercios regulares.

Cabaleiro subrayó que “la temporada es ahora y si la solución es para el mediano plazo no va a servir”.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora