«No vine a buscar tantos puntos»

El chaqueño, cada vez más cerca del título.

Por más que de la impresión que se toma todo con calma, el chaqueño Juan Manuel Silva se agarra sus buenas broncas. Esta vez, las disimulo por el gran negocio que hizo en el autódromo roquense, donde dos segundos puestos lo dejaron a un paso de la consagración como campeón del TC-2000. Y cuando esperábamos que hablara del esperado título, desvió la conversación con un anticipo de aquellos: «Sé que a los dirigentes que trabajan en el proyecto les gustaría que esté en Toyota en la próxima temporada, pero hasta el momento no me llamó nadie. Además, antes tengo que definir este certamen y ver si me puedo quedar con el '1'. Es primordial».

En los boxes se habló mucho de su buena relación con los hermanos Ramonda, ¿por eso lo comentás?

– «No. En realidad, por ahora soy empleado del equipo Pro-Rácing y vamos a ver que pasa en diciembre. Yo no cierro ninguna puerta, me siento cómodo donde estoy y, sobre todo, muy agradecido por el gran auto que me dan en cada competencia».

¿Qué buen negocio hiciste?

– «No vine a buscar tantos puntos. Con ser cuanto y no cargar lastre estaba realizado, pero así se dieron las carreras y me voy con una gran diferencia a mi favor. Por supuesto, ni se imaginan con la tranquilidad que dejo Roca».

¿Y ahora?

– «Hay un parate de un mes. Pero apuntás a Rafaela. Voy con el mismo objetivo. Evaluaremos con el equipo el plan de carrera después de las clasificaciones, como sucedió en Roca».

¿Cuánto influirá el peso de tu auto?

– «Mucho. En la conferencia de prensa citó algo Lucas (por Armellini). Nosotros vamos a ir con autos más pesados. Y los otros pilotos que aún tienen posibilidades de lograr el título estarán bien livianos. Acá, lo primordial es trabajar como lo hicimos hasta ahora. Tengo un auto espectacular».

Volviendo a las carreras de Roca, qué nos podés comentar

– «En la primera prueba sólo me preocupé en los giros iniciales, porque el auto de Daniel (por Cingolani) tiraba mucho aceite.

Aparte de ensuciarme el parabrisa, era peligroso para los que veníamos detrás. Era tanto el aceite que despedía que en una curva se fue de largo y pude superarlo. Después de esa maniobra, saqué una pequeña ventaja que me permitió hacer una carrera tranquila. La segunda también fue tranquila. Una vez que logré hacer la diferencia, tuve la posibilidad de cuidar el auto y llegar al final sin problemas».

Para Armellini todo el mérito es del equipo

Con una sonrisa siempre lista, Lucas Armellini esta vez tenía más motivos que nunca para estar feliz. Debutó como ganador en el TC-2000 y nada menos que con un histórico doblete en un circuito complicado como es el de Roca. «Acá el principal mérito es del equipo, yo sólo tuvo que dedicarme a manejar sin cometer errores. Hice todo bien y gane».

Armellini lo explicó como si ganar en el TC-2000 fuera tan natural. Tuvo que superar escollos, como las largadas -tan temidas para el nicoleño después de la frustración en Bahía Blanca-, la aparición en varias oportunidades del auto de seguridad y hasta alguna orden de equipo, que no llegó.

Mientras firmaba autógrafos, posaba para las fotos y no dejaba de sonreir, Armellini destacó que «en las dos carreras todo me salió bien. El 'Pato' (por Silva) me dejó entrar en la largada de la segunda carrera para evitar un roce. Y en punta, demostré que el equipo me entregó un auto espectacular».

Con apenas 22 años, pero con mucha serenidad tanto a la hora de manejar su Honda Civic, como a la hora de las reflexiones, Armellini señaló que «estoy contento por todo lo que trabajó el equipo para entregarme un auto competitivo».

¿Te complicó que el pace-car entrara tantas veces?

– «No. Si tenía un auto bárbaro. Era cuestión de acelerar bien y hacer una pequeña diferencia. Se notó que yo tenía un auto liviano y que al del 'Pato' el lastre lo complicaba cuando había que arrancar».

¿Antes de las largadas te acordaste de lo que había pasado en Bahía Blanca?

– «Para nada. Estuve muy tranquilo. Hice bien los deberes en pista y gané sin problemas. El auto traccionaba bárbaro en las curvas, me parece que eso era clave para hacer la diferencia».

¿Y lo que viene?

– «Me gusta Rafaela, pero yo tendré un auto más pesado y se va a notar. Descargaron muchos kilos Henry Martin, Wálter Hernández y Daniel Cingolani. Atención con ellos, pero está claro que los Honda son muy competitivos».

¿Qué hay de Toyota y una incorporación para el 2000?

– «Se lo que comentan ustedes, los periodistas. Parece que seré uno de los pilotos del equipo, pero estoy muy cómodo en el Pro-Rácing».


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora