Nobel a pioneros en células cancerosas

Dos ingleses y un norteamericano comparten la distinción en medicina.

ESTOCOLMO.- Los pioneros en el estudio de las células cancerosas, Leland Hartwell de Estados Unidos y los británicos Tim Hunt y Paul Nurse, ganaron el Premio Nobel de Fisiología y Medicina del 2001, anunció ayer el Instituto Karolinska de Suecia.

Los tres compartirán el prestigioso premio de un millón de dólares por sus trabajos sobre células que abren nuevos caminos para el tratamiento contra el cáncer, dijo el instituto en un comunicado.

Los billones de células que conforman el cuerpo de los seres humanos deben dividirse para que el cuerpo se desarrolle, y un error en este proceso puede causar cáncer.

Hartwell, Hunt y Nurse hicieron gran-des descubrimientos sobre cómo realizan las células su proceso de división.

«Esto puede llevarnos, a largo plazo, a descubrir posibles curas para el cáncer», dijo el instituto.

Hartwell descubrió un tipo de genes que vigila el ciclo de vida de las células. Hunt estudió un tipo especial de moléculas que trabaja como una máquina durante la división de las células.

Hunt investigó las proteínas que actúan como «la caja de cambios de un auto» para controlar la velocidad del desarrollo.

A comienzos de los años ochenta, el equipo encabezado por Nurse identificó un gen en la levadura, denominado cdc2, que regulaba la división de las células de este organismo.

En 1987, Nurse descubrió que un gen idéntico, denominado CDK-1, se encontraba presente en las células humanas.

Hartwell, quien nació en 1939, trabaja en el Fred Hutchinson Cancer Research Center, en Seattle.

Hunt, nacido en 1943; y Nurse, en 1949, trabajan ambos en el Imperial Cancer Research Fund de Londres.

Nurse reconoció que la noticia del premio le llegó como «una pequeña conmoción», cuando en medio de una reunión le pasaron un mensaje para que encendiera su teléfono móvil. El director del Fondo tiene claro cómo invertirá su parte del premio: «Sé que es por la menopausia masculina, pero he puesto los ojos en una motocicleta más grande».

Hunt, por su parte, reconoce que ya se le había adelantado la concesión de esta distinción en una llamada desde Suecia, pero no lo quiso creer hasta que lo vio escrito «en tinta electrónica» en la página de Internet de los premios Nobel.

Ahora planea destinar su parte del galardón en metálico a pagar la hipoteca de su vivienda. (Reuters/EFE)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora