Nuevos golpes contra ETA

MADRID (AP) _ La guardia civil española detuvo ayer a tres presuntos miembros de ETA que ocultaban 100 kilos de material para fabricar explosivos en un garaje del País Vasco. Los sospechosos intentaban recomponer un comando de la organización armada, que declaró una tregua unilateral el pasado 5 de septiembre. La policía sospechaba que el grupo disponía de explosivos y decidió acelerar su detención, hallando los 100 kilos de componentes para la fabricación de bombas. Entre los arrestados, se encuentra Javier Atristain Gorosabel, de 40 años, uno de los etarras más buscados. La operación se produjo un día después de la detención de siete personas del movimiento Askapena, un órgano encargado de difundir y apoyar la causa del grupo separatista vasco en el exterior.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios