“Occidente y su falta de autocrítica”

Soy nieto de una española nacida en Lugo, con tez aceitunada y ojos negros. Todos sabemos que los musulmanes o moros (“maurus”, del latín “oscuro”) gobernaron la región por más de 800 años, o sea que para la mayoría de quienes descendemos de españoles fácil es deducir que algo de los musulmanes tenemos. Para quienes sólo aceptamos vivir en democracia es muy difícil comprender los motivos que impulsan a los terroristas islámicos a cometer semejantes actos de barbarie. Quizá lo peor está por venir y es el resultado de aquello que en nombre de la libertad llevaron adelante los llamados “aliados”, destruyendo los regímenes de Irak, Libia, Pakistán y Afganistán, mostrando a sus líderes asesinados a todo el mundo como si fueran banderas flameando en una plaza, declarando que de esa manera se lograría la libertad: sacando de la opresión a los pueblos gobernados por esos “tiranos”… pero dejaron territorios en llamas, abandonados a su suerte. El tiempo ha pasado –no tanto como uno cree– y la respuesta no se hizo esperar, no precisamente por los ataques en París, porque antes ya hubo muchos con igual o más cantidad de muertos en naciones que demostraron tener un espíritu afín al de los “aliados”, sino porque los terroristas que hoy integran las filas de los grupos radicalizados dejaron de ser hombres formados en campos de batalla y sus ensayos de guerra comienzan en las redes sociales. Los medios internacionales informan que los responsables de los ataques con bombas y fusiles en Francia son jóvenes en su mayoría menores de 20 años y se contactan permanentemente entre ellos por internet, algo que atrapa a otros jóvenes faltos de afecto o comprensión que encuentran en estos grupos un terreno fértil para descargar las broncas que sus mayores no pudieron. Quizá haya llegado el tiempo de hacer una autocrítica, pero no con criterio occidental, y ponerse en la piel de aquellos que durante milenios han vivido y viven de una forma absolutamente diferente, esa que no estamos en condiciones de asegurar si es peor que la nuestra. Los vemos distantes, fanáticos, creyentes, con principios, respetando sus religiones… y no debemos creer que son muy diferentes, habiten en Medio Oriente o en la cima del mundo. Tampoco tenemos derecho a juzgarlos por su manera de vivir, aunque sí por su intransigencia a la hora de buscar consenso y tratar de integrarnos. Estos jóvenes que hoy actúan en las sombras de las organizaciones terroristas llevan la misma sangre de sus abuelos o padres, que padecieron guerras y ataques de toda índole tratando de defender su identidad y su Dios, ya no su país. Esa misma sangre pero joven hoy circula por las venas con más odios y rencores y todo lo que haga daño a los que atacaron los principios y costumbres de sus mayores para ellos será un triunfo y deber cumplido como mandato divino. Lo más triste de todo lo que ocurre con los ataques terroristas en este momento es que esta situación se produce justo ahora que toda Europa está siendo transitada por refugiados que huyen de sus lugares de origen por las guerras que originaron los mismos que hoy reclaman democracia y libertad desde Occidente y se los ve como a extremistas por tener ojos negros o barba tupida, aunque la realidad es muy diferente. Para la analista política internacional en temas de terrorismo Francisca Quiroga, los trágicos acontecimientos de París podrían ser un efecto de las políticas de intervención en Oriente Medio y particularmente de la posición que ha tomado Francia respecto de la crisis siria. Ricardo Bustos DNI 7.788.556 Capioví – Misiones

Ricardo Bustos DNI 7.788.556 Capioví – Misiones


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora