Ong´s vigilarán el reparto de fondos para microcréditos

Se plantean como objetivo desterrar los subsidios y devolver créditos

VIEDMA (AV)- Un grupo de Organizaciones No Gubernamentales (Ongs) tendrán a su cargo la posibilidad de controlar la dirección de 1,8 millones de pesos enviados a Río Negro por el Fondo Nacional de Microcréditos.

Será a través de un consorcio integrado por el Ministerio de Familia, la Agencia de Desarrollo Crear y la Fundación Génesis de Viedma. Esta última cuenta con el apoyo del Obispado de Viedma, Surcos Patagónicos, Ayuda al Necesitado y Construyendo Proyectos Barriales (Conprobar) de Bariloche, Aedes y Fundación Margarita de Cipolletti, y Haciendo Camino de Roca; entre otras.

El monto ya fue girado a la provincia por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, y en los preparativos para la distribución se concretó por espacio de tres días una jornada de capacitación de promotores en el balneario El Cóndor.

Son los que en definitiva deberán sostener los proyectos que se presenten. Las charlas fueron encargadas a Sebastián Terrero de la Asociación Norte-Sur de Bariloche, delegado de Fortalecimiento de Alianzas Estratégicas (Fortal).

«Compartimos con el ministro (de Familia, Alfredo Pega) que, a veces, cuando aparecen créditos estatales; se puede tomar como que es sin devolución y sin represalias. Como respuesta se conformó un consorcio y que estas entidades elijan a los beneficiarios, quienes tendrán que reintegrarlos», afirmó el coordinador oficial, Darío Moretto.

Las entidades pugnan por enseñar a pescar y no regalar pescado, demostrando a su vez, un firme convencimiento en no caer en el asistencialismo o en el «punterismo» político.

«La idea -apuntó Bibiana Forgue del Obispado- es hacer un buen diagnóstico, conocer bien la realidad de los emprendedores y hacerlos sentir que ellos pueden, con su trabajo, devolver un crédito. Eso es el paso a evitar la asistencia».

Para Adriana Haurie de Conprobar representa «un desafío», y afortunadamente «hay una buena vivencia previa con el Banco de la Buena Fe» que nos permite «desterrar» subsidios.

En el mismo sentido, Noemí Sanguinetti de Génesis, sentenció «no habrá dedo (en la elección de los beneficiarios), vamos por la transparencia, sin acomodos y para eso se creó este tipo de conducción».

Cada ong administrará unos 75.000 pesos, en tanto que el monto global pasará a conformar un fondo rotativo, y desde su devolución, nuevos emprendedores podrán acceder a este tipo de ayuda financiera.

Cada potencial subvencionado podría recibir 3.000 pesos hasta un máximo de 11.000 pesos.

El microcrédito es una actividad en la que el emprendedor social requiere de acompañamiento. Resulta necesario que las personas e instituciones involucradas estén preparadas para ejercer un rol que demanda un apoyo adecuado que permita la sustentabilidad y la expansión autónoma de la actividad del emprendedor.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios