Exclusivo Suscriptores

Israel y el nuevo mundo

La operación de inteligencia concertada apunta a borrar del mapa a Gaza y producir el éxodo de 2.3 millones de palestinos.

Redacción

Por Darío Tropeano *

El nuevo conflicto que nos trae “ el viejo mundo de la guerra y el saqueo” se estaciona ahora en Israel-Palestina. Dando por hecho el horror que experimentamos por las víctimas civiles de ambos lados que son utilizadas para lograr los objetivos geopolíticos buscados, vemos la situación evitando que manipulen nuestras emociones desde los grandes medios de comunicación y las redes sociales. Nadie puede dudar que el pueblo hebreo ha sido perseguido y masacrado durante centenas de años, ni que compartió desde el fondo de la historia un territorio común con otros pueblos y religiones.

El imperio británico, a través de banqueros, adquirieron tierras donde habitaban árabes en áreas cercanas a la ciudad sagrada de Jerusalén al inicio del siglo XX . La idea era la creación de un Estado afín que pudiera controlar los enormes recursos naturales de la zona, dividiendo a los árabes– doctrina habitual del imperio- bajo una reivindicación histórica de un pueblo en diáspora, desperdigado por Europa que retornaba a la tierra prometida. Quien impulsó la creación del Estado judío en Palestina fue el movimiento sionista europeo que rápidamente fue captado por el imperialismo inglés.

En 1948, la ONU resolvió dividir Palestina y crear dos Estados (Israel y Palestina) pero inmediatamente se desató una guerra entre árabes e israelíes donde estos últimos ocuparon territorios no asignados, avanzando en una expansión sistemática, desconociendo todas la resoluciones de la ONU que pregonaba el respeto a los palestinos . Aquella solución de “dos estados en una tierra “se transformó en una guerra constante donde palestina es dividida en Gaza y Cisjordania .

Los palestinos hoy tienen una diáspora de cerca de 8 millones de personas viviendo en distintos países mientras el conflicto ha venido dividiendo a los pueblos árabes durante décadas.
Sin embargo la configuración “ del nuevo mundo “ se acelera en el medio oriente con la derrota del ISIS ( creación de la OTAN occidental como fuera documentado desde esta columna) en Siria a través de una alianza con Rusa e Irán, pivoteada económicamente por China que logra vincular a través del comercio a otros Países históricamente enfrentados : Irak, Egipto, Turquía, los emiratos Árabes y Arabia Saudita , que arriba a un histórico acuerdo con Irán. Se trata de países con enorme recursos económicos y energéticos que comienzan a despejarse del domino occidental e insertarse en el concepto de “civilización global” mediante un trato igualitario en sus relaciones geo-económicas .

Es nada más y nada menos que una reconfiguración capitalista donde las elites nacionales pretenden agregarle valor a sus recursos naturales y obtener mejores beneficios, por sobre la idea que ejecuta el imperio británico (me refiero a los EE. UU. e Inglaterra; Europa es actualmente una colonia) que es el saqueo de los recursos primarios y el dominio de la moneda (dólar) en todos los mercados internacionales de esos productos.

Israel suscribió un reciente acuerdo histórico con Arabia Saudita y se preveía un posible acercamiento al nuevo mundo (se ha negado a proveer asistencia militar al régimen cuasi-nazi de Ucrania) pero ello ha sido detonado con la operación de inteligencia muy especial que ha derivado en los horrores vistos en estos días . El servicio de inteligencia más efectivo (Mossad) en la frontera más controlada y vigilada del mundo, con uno de los ejércitos más eficientes, no pudo prever el ingreso de Hamas desde la fronteriza Gaza, con hombres en motocicleta, parapentes y topadoras rompiendo muros y alambradas controladas por contacto electrónicamente.

El general israelí en retiro Hertez Halevi (9/10/23 globarlreserch.com) manifestó en una entrevista que él controló la zona durante años y que es imposible que Hamas hubiera traspasado esa barrera de seguridad, es un misterio que no puede encontrar una respuesta en mí, afirmó.
El Hamas es parte de la Hermandad Musulmana, un movimiento creado hace décadas por los servicios de inteligencia inglesas para dividir la causa árabe, siendo su sede central la ciudad de Londres donde editara mensualmente la revista Filistee al Muslina ( Brewda Joseph “London is haven for a Global Terrorism” Executive Itelligence Review, 21/11/97) .

El 11/10/23 el diario Israelí Haaretz citó una conversación grabada del actual primer Ministro de Israel en marzo del 2019 con miembros de su partido Likud, donde afirmaba que para frustrar el establecimiento de un Estado palestino es necesario apoyar el fortalecimiento y transferencia de dinero al Hamas, siendo la estrategia principal para aislar a los palestinos de Gaza y Cisjordania .
La operación de inteligencia concertada (de claras similitudes con otras que en su tiempo conmovieron a las grandes masas globales) apunta a borrar del mapa a Gaza y producir el éxodo de 2.3 millones de palestinos hacia el sur (Egipto) fuera de su tierra y desencadenar el conflicto global ahora en otra zona (después de haber enviado al matadero a Ucrania, hoy fuera de la agenda mediática global).

La búsqueda del retraso al inexorable proceso de nacimiento del nuevo mundo tiene enloquecido al decadente grupúsculo de belicistas en Occidente, que sigue jugando con la guerra mundial.
Poco importan los cientos de miles de inocentes que mueren por el solo sentido de un modelo de acumulación de capital que ha muerto.
*Abogado y docente de la facultad de Economía d ela UNCO


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora