Exclusivo Suscriptores

Peajes, otro golpe al bolsillo

En este país, y bajo las circunstancias actuales, en esta provincia riquísima, donde el trabajador es pobre, y las pymes estamos acorraladas, un “proyecto así ” solo puede ser promovido por la insensibilidad de una clase dirigente que no merece la confianza que el pueblo le dio.

Después del impuestazo que gravará el costo de la electricidad, votado el 17 de noviembre pasado por 33 de 46 de nuestros legisladores, que por otra parte estaría violando el art. 37 de la ley 2902 y que sería destinado a formar un tercer fondo provincial de dudoso control, para inversiones que deberían hacer las distribuidoras y transportistas de energía; ¿ahora peajes?

Desde el sector productivo de la provincia alertamos que se aprobó en primera vuelta un proyecto de ley en la Legislatura que nos mete una vez más la mano en el bolsillo, absolutamente deteriorado, a todos los rionegrinos. Éste viene a crear un “nuevo fondo” para el mantenimiento de obras viales. Las excusas: el recorte de la coparticipación y fondos de vialidad agotados.

Me pregunto: ¿una provincia rica sin fondos, o una clase dirigente ineficiente en la administración de nuestros recursos, en el mejor de los casos? Una elite que se niega a achicar sus estructuras, en ocasiones inútiles para el desarrollo y el bienestar de los rionegrinos y que ignorando los cambios en la nueva gestión nacional, pretende seguir manteniendo sus privilegios.

¡Nuestra provincia es riquísima! Dotada de recursos naturales como ninguna otra en el país, somos capaces de poner un satélite en el espacio o generar energía atómica aplicada a la salud. Tenemos mínería, ganadería, pesca, gas, petróleo, fruticultura, vitivinicultura, producimos energía, alimentos en general, centros turísticos de reconocimiento mundial, etc., etc. ¿Cúal es el problema a la hora de vivir con lo nuestro? ¿Será que nuestra clase dirigente no tiene “fondo” a la hora de exprimir al pueblo?

Peajes al turismo: en Bariloche tendremos este año, uno de los pases de esquí más caros del mundo, unos US$ 110 . Para morigerar estas circunstancias, nuestros gobernantes están pensando en peajes en el acceso al aeropuerto, o en el km 24.4 de circuito chico. Este último, un recorrido obligado para todos los visitantes de nuestra ciudad. ¿Pensarán con esto incentivar la actividad económica que se viene cayendo a pedazos?

Peaje a los alimentos: ubicados en distintos puntos de nuestra provincia repercutirán también en el costo de los alimentos, es decir, no sólo estaremos pagando como usuarios de rutas, sino al comprar productos básicos.

Las pymes recibimos insumos para producir o productos terminados que llegan de otras partes del país en camiones. Los alimentos son distribuidos por empresas de transporte que circulan por nuestras rutas. Nuestros costos logísticos aumentan y todo se traslada a costos. Cabe señalar que la venta d alimentos se ha desmoronado un fabuloso 30%!.

Tu bolsillo se resiente pagando muchas veces lo que la política no es capaz de resolver con eficiencia y transparencia en el manejo de nuestros recursos. Es fácil seguir exprimiendo al pueblo. Es fácil seguir asfixiando a las pymes que ya no tenemos margen para seguir absorbiendo costos. ¡Estamos hartos! Queremos saber cómo viven, queremos escucharlos a ustedes que, con o sin crisis, han sido siempre los grandes ganadores. ¿Cómo hacen? ¿Cómo pueden ser exitosos en su economía personal y tan poco exitosos en la administración pública?

Si no son capaces de adaptarse a las circunstancias con creatividad, dejen el lugar a otros. No queremos seguir sosteniendo una “monarquía”. Vivimos en una democracia en la que evidentemente no creen y que han utilizado desde el discurso.

En países donde sus gobiernos generan condiciones para el desarrollo de las empresas, el bienestar de las personas, donde la gente puede acceder a los bienes de uso básicos, allí el sistema de peajes es una buena idea para sostener y brindar un servicio de calidad que el Estado jamás ofreció a pesar de los abultados presupuestos para ello. En este país, y bajo las circunstancias actuales, en esta provincia riquísima, donde el trabajador es pobre, y las pymes estamos acorraladas, un “proyecto así ” solo puede ser promovido por la insensibilidad de una clase dirigente que no merece la confianza que el pueblo le dio. Están tirando de una soga que ya no tiene margen de elasticidad. Es hora de que ustedes sepan lo que significa reestructurase. Como hemos hecho las pymes, como hace la gente que ustedes dicen representar.

Estamos hartos, de ser ignorados. No damos más. Entiendan que ustedes fueron elegidos por nosotros. Gobiernen para el pueblo. Esto es un golpe más a la gente y a todo el sector productivo, del cual viven ustedes. Por último, en palabras del Dr. Raúl Alfonsín: “Con la democracia se come, se educa y se cura”. ¿Es esto una democracia?

* Referente Movimiento Nacional pyme (Monapy) Río Negro


Temas

opinión
Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora