Para Ibarra hay operaciones en su contra, pero no del Gobierno

Actualizado a las 12:50

BUENOS AIRES (Télam).- El Jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, reiteró hoy que «sin ninguna duda» existen «operaciones» tendientes a desestabilizar su gestión «de distintos lados y sectores», aunque descartó que provengan del gobierno nacional. «Si fuera del gobierno nacional yo sería el primero en denunciarlo porque son cosas con las que no se juegan, en ningún monento lo sentí así», aseveró Ibarra en declaraciones que formuló esta mañana a las radios América y Continental.

En este marco, el jefe de Gobierno consideró «importante» el respaldo expresado por Compromiso para el Cambio a la «continuidad institucional» en la ciudad, aunque marcó las «diferencias políticas» que lo separan del partido de Mauricio Macri. «Esta declaración, en términos de una defensa de la institucionalidad, me parece importante», pese a «las diferencias que muchas veces tenemos, y seguramente hacia adelante seguiremos teniendo porque hay posiciones políticas insalvables», dijo Ibarra.

Por otro lado, el jefe de Gobierno porteño sostuvo que «sería muy bueno» y «necesario» que «todos los sectores que están comprometidos con la institucionalidad, que afortunadamente son muchísimos más que aquellos conspiradores, salgan públicamente a decirlo». Ibarra salió de esta manera a responder nuevamente a las versiones que hablan de la posibilidad de una eventual intervención federal a la Capital Federal o de que el jefe de Gobierno presente su renuncia, como consecuencia de la tragedia de Cromañón.

Fue en este marco que Ibarra señaló que existen «sin ninguna duda operaciones» para «desestabilizar» su gobierno provenientes «de distintos lados y sectores». Incluso, subrayó que su relación con el presidente Néstor Kirchner «institucionalmente está bien» y reiteró que no había sentido que «se produjera desde el gobierno nacional un quite de respaldo a la institucionaldiad».

Comentó que el vicepresidente Daniel Scioli lo llamó por teléfono y le aclaró que él no «participaba» de esas operaciones en las que se lo involucraba, al tiempo que le brindó su apoyo a la continuidad de su gestión, lo cual calificó como «un buen gesto». El Jefe de gobierno porteño se mostró indignado por las versiones que se lanzaron en coincidencia con su viaje a Madrid y a París para presentar la construcción de tres nuevas líneas de subtes, que mostraron, dijo, «un nivel inédito de canibalismo político» en el distrito.

«Me daban por renunciado a mí y al vicejefe de la ciudad, que había intervención, que asumía el vicepresidente de la Nación, que había eleccioens anticipadas, fue un clima no de 24 horas, sino una semana de un intento de desestabilización política que, si miramos hacia atrás, no sé si existió en algún momento», señaló. En ese punto, Ibarra advirtió a los responsables de esas operaciones que «ni sueñen con una renuncia anticipada, porque voy a defender la institucionalidad» y reclamó que «no se mezcle lo que es una coyuntura electoral con la institucionalidad».

Consideró «lógico» que en un año electoral los dirigentes políticos traten de «posicionarse mejor de cara a los comicios, sacar más votos», pero planteó que «tiene que haber «un límite, y ese es la institucionalidad».


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora