Pasión por la lectura

Gabriela Grünberg presentará mañana su nuevo libro "La morada de las pasiones" en la sede neuquina del Museo de Bellas Artes.

NEUQUÉN (AN).- Hubo un pintor hoy famoso que, cuando joven, se había casado con una bella bailarina muerta poco después de manera trágica. Fue «el amor más grande de mi vida», dirá luego el pintor-protagonista de «Con las manos vacías», un cuento de Gabriela Grünberg que integra el libro «La morada de las pasiones», que será presentado mañana en el Museo de Bellas Artes de esta capital.

Esa historia casi familiar para Grünberg, que la acompaña desde su adolescencia, eclosionó y terminó en una suerte de complicidad artística: el libro tiene seis ilustraciones de Carlos Alonso, siete si se suma la de la tapa; la edición de Alción está cuidada por el artista y la presentación será responsabilidad de María Amelia Bustos Fernández, que también escribió el prólogo.

«La morada…» retoma la vieja pasión de narrar. Las historias reflejan el gusto de la autora por un relato que encabalga las situaciones, enlaza las acciones de los personajes, quiebra la unidad de tiempo y hace volver en un juego de espirales la mirada del lector de un punto a otro. Así Gabriela Grünberg construye una realidad desde las pequeñas miserias cotidianas que se convierten en grandes tragedias por muertes o traiciones, en tormentosas pasiones y en profundos amores.

Pero la atracción principal es el tono de esa narración que siempre va al grano entre pliegues que cuidan a los débiles, a los vulnerables y que subrayan a veces el humor, otras la desolación, también la tristeza y la comicidad.

Son las vidas de los otros en los textos de Gabriela Grünberg, existencias que transcurren en escenarios no nombrados pero reconociblemente argentinos: por el habla, por los gestos de los personajes y sus reacciones, por los motivos.

«La morada de las pasiones» será presentada mañana, a las 20, en el auditorio del MNBA-Neuquén con palabras de la prologuista -María Amelia Bustos Fernández- y del secretario de Cultura municipal, Oscar Smoljan; la lectura de «El escondite del dolor», uno de los cuentos, a cargo de Eduardo López, y alguna intervención de la autora.

Ésta es una primera tirada de 500 ejemplares que tiene distribución comercial y precede a una segunda tirada que hará el MNBA como parte de su programa editorial -es el quinto título en este año- y que será entregada a escuelas, centros de estudio e investigación y bibliotecas populares.

La participación de Alonso en la edición significó el envión final para la edición: hace un año, Grünberg comenzó a buscar cómo ilustrar el libro. Así comenzó el contacto con el artista, a partir del relato de una historia con reminiscencias familiares para Grünberg: la mujer había sido hermana de su madre adoptiva.

Con esos antecedentes, y la apertura de una historia apenas clausurada, Alonso habilitó su obra para buscar las ilustraciones. En este punto, Grünberg destacó que Adriana Pruzan realizó «una tarea casi arqueológica» con la obra. Hubo primera selección, una segunda y luego la definición para incorporar las ilustraciones a un volumen cuya impresión fue supervisada por el artista.

Son 27 relatos divididos en seis secciones de «la pasión»: combinada con la violencia, con la ira, con la ausencia, la identidad, el humor y el silencio.

El tránsito también sirve para acercar al lector al pasado reciente del país y a los extremos marginales de la sociedad: lo sórdido y lo sublime se combinan. Obligan a una mirada, impiden la indiferencia, permiten el disfrute de la lectura.

 

GERARDO BURTON

gburton@rionegro.com.ar


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios