Pérez Esquivel pidió por los Quintupuray

Envió una carta a Miguel Saiz en la que solicita se cumpla la sentencia

El Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, presidente de la Fundación Servicio Paz y Justicia, le pidió al gobernador Miguel Saiz que interceda a fin de evitar que la Comunidad Quintupuray sea avasallada en sus derechos a las tierras que les pertenecen y cuya propiedad les fue reconocida por sentencia firme del juez Civil 1 de Bariloche en setiembre de 2007. La Comunidad Quintupuray está asentada en cercanías de El Bolsón, en un territorio de difícil acceso pero de singular belleza y riqueza natural.

Expresó Pérez Esquivel su preocupación porque, a pesar de lo hecho por la Organización de las Naciones Unidas en materia de defensa de los pueblos originarios, «todavía tengamos que presencia situaciones de una verdadera injusticia» en relación con ellos.

Narró que «desde la muerte sin esclarecer de doña María Lucinda Quintupuray, de su hijo Victorio, las posteriores ocupaciones, presencia de extraños y todo tipo de manipulación, se ha producido una verdadera trama de ocultamiento».

Agregó que «luego del fallo con sentencia firme en setiembre de 2007, por dictamen del Juzgado Nº1 Civil y Comercial de San Carlos de Bariloche, reapareció imprevistamente Fabián Quintupuray, hijo de Victorio. Y cuando el pasado 5 de mayo la Comunidad Quintupuray intentó recuperar su territorio, avalada por toda la legislación vigente, se encuentra con el ingreso bloqueado. Es decir la resolución de la Justicia no llegó a ejecutarse, y aquí ya no se trata del derecho de una comunidad indígena solamente, sino de hacer cumplir la ley».

«Señor Gobernador, usted debe conocer que el Estado argentino es suscriptor del Convenio 169 de la OIT, que cuenta con una importante legislación de protección a los pueblos originarios que cuentan con personería jurídica, como es el caso del Consejo de Desarrollo de las Comunidades Indígenas -CODECI- de la provincia de Río Negro, ignoramos cuál es el motivo para desconocerla y permitir que sea atropellada en los derechos que le asisten».

Por último, manifestó que «esperamos que estos hermanos y hermanas puedan de una vez por todas asentarse en el territorio ancestral y que no deban sufrir ningún tipo de violencia o atropello de sus derechos. Es necesario demostrar, señor Gobernador, que la impunidad e injusticia sean erradicadas definitivamente de nuestra sociedad».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios