Piden la cabeza de Saddam



BAGDAD (AP) Unos 5.000 chiítas radicales marcharon ayer en Bagdad exigiendo la ejecución de Saddam Hussein, en la m s reciente demostración de fuerza por parte de una comunidad religiosa reprimida durante décadas por el ex dictador.

"Saddam es un criminal de guerra, no un prisionero de guerra ... ejecuten a Saddam'', gritaron los manifestantes.

Se cree que es la primera demostración pública en Irak en que se exige la muerte de Saddam desde que fue capturado por soldados estadounidenses el 13 de diciembre.

También el martes fue realizada una protesta similar por parte de centenares de chiítas en la ciudad sureña de Nayaf, uno de los sitios sagrados de esa rama islámica.

Los chiítas han comenzado a hacerse oír en recientes semanas, especialmente en el sur de Irak. Pero la mayoría de sus manifestaciones han sido para oponerse al plan estadounidense para transferir el poder. Ayer, millares desfilaron en la ciudad sagrada de Karbala exigiendo elecciones y denunciando la ocupación del país por parte de Estados Unidos.

Las concentraciones fueron mucho más pequeñas que la del lunes, cuando unos 100.000 chiítas desfilaron en la capital iraquí para exigir elecciones directas, rechazando el proyecto estadounidense de entregar el poder el primero de julio a un gobierno provisional no electo por la población sino por asambleas regionales. Un comunicado de los manifestantes dijo que Saddam debe ser juzgado en una corte iraquí por crímenes contra la humanidad.

Israel respondió con bombas al Hizbollah

JERUSALEN (AFP) - Israel respondió ayer con bombardeos en el sur del Líbano al ataque del Hizbollah del lunes contra un bulldozer israelí, que según la ONU se encontraba en territorio libanés, y que causó la muerte a uno de los soldados y heridas graves a otro, al mismo tiempo que acusó a Siria de estar detrás de la escalada de violencia en la frontera israelo-libanesa.

La aviación israelí atacó en la noche del martes dos bases del movimiento chiíta Hizbollah en el sur del Líbano, anunció el ejército en un comunicado. "Aparatos de la aviación atacaron dos bases del Hizbollah que sirven de bases de entrenamiento para operaciones terroristas contra el norte de Israel y almacenamiento de armas", reza el comunicado.

Los bombardeos se efectuaron en la región de Zibkin, a 10 km al este de la ciudad portuaria de Tiro (85 km al sur de Beirut), bajo control del Hizbollah y la región de Aalmán, en el sector de Nabatiyé, al sur del río Litani, según los corresponsales de la AFP en el Líbano. Por el momento, se ignora si los bombardeos causaron víctimas. Estos ataques se producen después de que un soldado israelí perdiera la vida el lunes en un ataque cometido por el movimiento chiíta libanés contra un bulldozer israelí en la frontera israelo-libanesa.


Comentarios


Piden la cabeza de Saddam