Polémica en Bariloche por excursiones en helicóptero sin permiso municipal

Vecinos aseguran que el ruido de los vuelos viola normas ambientales y acudieron a la Defensoría del Pueblo. Los viajes del Bell 429 biturbina se reiteran varias veces al día.



La firma dice tener todo en regla y que no afecta zonas sensibles

La firma dice tener todo en regla y que no afecta zonas sensibles

El repetido sobrevuelo de un helicóptero en la zona oeste de la ciudad, incluido el bosque municipal Llao Llao, generó alarma entre los vecinos del lugar, que denunciaron la supuesta violación de normativas ambientales y pidieron la intervención de la Defensoría del Pueblo.

La empresa que ofrece el servicio se llama Helitronador SRL. Según su página web fue fundada en agosto de 2017, registrada en AFIP en septiembre de 2018 y cuenta con habilitación de la Autoridad Nacional de Aviación Civil desde enero de 2019.

Los vuelos se realizan en un helicóptero Bell 429 biturbina con capacidad para seis pasajeros, además del piloto y el copiloto. La promoción por internet también aparece en el sitio de la agencia de viajes Dannemann.

“Ofrecemos vuelos panorámicos en helicóptero en Bariloche y San Martín de los Andes. Somos una nueva opción para el turista. Capturar las maravillas que la naturaleza ofrece desde una perspectiva diferente” propone la prestadora. La firma Helitronador cuenta con autorización de la Anac, pero no tramitó permiso ante el Municipio ni ante Parques Nacionales, que tiene prohibida la realización de vuelos comerciales en su jurisdicción.

La defensora del pueblo, Beatriz Oñate, confirmó ayer el inicio de actuaciones sobre el tema y dijo que ya hubo una reunión de partes la semana pasada, frustrada parcialmente porque no concurrieron representantes de la ANAC. Hay otra convocatoria similar fijada para mañana.

Somos una nueva opción para el turista. Capturar las maravillas que la naturaleza ofrece desde una perspectiva diferente,”

señala el aviso de Helitronador SRL promocionando sus actividades

La inquietud sobre los vuelos del helicóptero -que según una vecina “se repiten sin cesar, con intervalos de media hora”- llegó a la Defensoría por distintas vías. Hubo llamados telefónicos y mails de testigos particulares, pero también plantearon reclamos la asociación civil Árbol de Pie y la junta vecinal del barrio Don Orione.

Oñate dijo que la investigación está en pleno curso y que para la próxima reunión está citada la empresa. “Hay que evaluar bien cuáles son los límites para una operación aérea de este tipo, pero presumiblemente hay un incumplimiento de la normativa ambiental”, afirmó la defensora.

La empresa Helitronador SRL tiene domicilio comercial en calle Reconquista 1034, piso 10°, de capital federal. La resolución 62/2019 de la ANAC, fechada el 22 de enero, la autorizó a realizar actividades de “fotografía, propaganda, inspección, vigilancia y vuelos recreativos” y le extiende el correspondiente “certificado de explotador de trabajo aéreo”. Este diario intentó contactarse con Helitronador vía mail, sin recibir respuesta.

Los responsables del emprendimiento debieron presentar por lo menos un estudio de impacto ambiental y no nos consta que exista".

Beatriz Oñate, defensora del pueblo de Bariloche.

El articulado no especifica el área geográfica en la que la autorizan a operar, pero señala que la empresa “estará obligada a observar el cumplimiento de las normas legales y recomendaciones que rigen en materia de seguridad y preservación del medio ambiente”. Oñate consideró que los responsables del emprendimiento debieron presentar “por lo menos un estudio de impacto ambiental” y no le consta que exista.

La base de operaciones para los vuelos es un helipuerto ubicado en el entorno del hotel Llao Llao y no está claro cuál es la ruta habitual. El hotel está bajo jurisdicción municipal, pero el lago y los cerros cercanos son tutelados por Parques Nacionales, que a fines de enero intimó a la empresa para que aclare o modifique sus promociones en la página web.

Preocupan algunos vacíos para regular esta actividad

El subsecretario municipal de Medio Ambiente, Claudio Romero, y el concejal Daniel González, presidente de la comisión de Turismo, también se mostraron preocupados por el tema.

Romero dijo que el helicóptero realiza sobrevuelos en el bosque Llao Llao, que es un área protegida municipal, además de afectar otras áreas de reserva urbana. También dijo que hay legislación específica sobre ruidos molestos que correspondería aplicar en este caso. Según Romero, la información “extraoficial” de que dispone daría cuenta de que Helitronador SRL no tiene habilitación comercial expedida por el Municipio para ofrecer viajes en helicóptero.

Según el funcionario, el caso debería servir para definir mejor una legislación municipal para ese tipo de vuelos y se inclinó por fijar reglas similares a las que rigen en el parque nacional.

El concejal González también consideró que “a partir de esto el municipio deberá generar una norma”.

Adrián Dannemann, titular de la agencia que ofrece los vuelos, dijo que no tiene nada que ver con Helitronador SRL y lamentó “verse involucrado” en el conflicto. “Nosotros no comercializamos, derivamos a ellos como hacemos con otros que tienen botes y barcos -aclaró-. Tengo entendido que tienen autorización de la ANAC y que no vuelan dentro del parque. Es cierto que a la gente no le gusta ver pasar helicópteros y con más razón preferimos no meternos”.

Según Danneman “hay también otros helicópteros que operan en forma comercial como el de Lewis”. Ana Wieman, de la Asociación Árbol de Pie, dijo que conocían la existencia de un helipuerto en el Llao Llao pero que hasta donde sabe “está autorizado para operar en emergencias o para traslados puntuales ”, pero no para excursiones regulares.


Temas

Bariloche

Comentarios


Polémica en Bariloche por excursiones en helicóptero sin permiso municipal