Cerraron por dos meses los insalubres “buzones” de la U11

Las celdas de aislamiento presentan serios problemas edilicios, que motivaron un hábeas corpus colectivo el 29 de junio pasado. Presupuestarán obras para instalar inodoros amurados, bachas antivandálicas y crear un sector específico de duchas.

25 ago 2018 - 23:30

Por un mínimo de dos meses, los “buzones” de aislamiento del pabellón 6 de la U11 permanecerán cerrados a causa de las obras de mantenimiento y refacción que el ejecutivo provincial debe realizar. Las celdas están clausuradas desde el 29 de junio por un hábeas corpus que interpuso el ministerio Público de la Defensa de Neuquén, por las malas condiciones en que se encontraban alojados los internos.

El jueves hubo una reunión entre los representantes de la defensoría de Ejecución Penal, la Fiscalía, funcionarios del ministerio de Seguridad y personal policial del establecimiento para analizar los avances que se han realizado desde la clausura del sector hasta la fecha.

Desde la Defensa, informaron que “se acordó la colocación de inodoros especiales que van amurados al piso y que no se puedan extraer, sobre ese punto el personal de Seguridad de comprometió a conseguir un presupuesto y también para adquirir 8 bachas antivandálicas, una de las exigencias originales del hábeas corpus”. También se pautó retirar todas las duchas de los buzones, que son celdas de tres metros de ancho por dos de largo, y destinar un único calabozo para este fin. Actualmente los internos se debían higienizar en ese reducido espacio y esto generaba mucha “humedad en las camas y las paredes”.

Los funcionarios de Seguridad se comprometieron a solicitar presupuestos y recién el jueves próximo habrá una nueva reunión donde se van a informar los montos y el tiempo que demandarán los trabajos “que no serían menos de dos meses. Hasta que no se hagan los trabajos, mínimamente, no se habilitaría el pabellón”.

La clausura de los sectores denominados como “buzones” del pabellón 6 se dispuso el pasado 29 de junio y fue por las malas condiciones edilicias. La orden fue instruida por un tribunal de jueces de revisión que visitó las instalaciones y constató el mal estado de las celdas, tras una denuncia de la defensora de Ejecución Penal, Luciana Petraglia, y la funcionaria Ivana Dal Bianco, quienes exhibieron fotos del estado de la cárcel. Estos espacios tienen tres utilidades :

• Para internos que se incorporan a la unidad penal y que deben pasar un periodo de observación que no supere los cinco días;

• Para aquellos internos que por problemas de conducta son aislados a modo de penitencia, en ese caso no pueden pasar más de 15 días recluidos

• Para alojar a aquellos internos que piden ser apartados de alguna celda para resguardar su integridad, en esos casos los tiempos de alojamiento se extienden más allá de los 15 días si es necesario.

Ni sanas, ni limpias...
“Las cárceles de la Nación serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas”, señala el artículo 18 de la Constitución. El caso de los “buzones” o celdas de aislamiento, es el ejemplo más perverso de un sistema carcelario que viola esta premisa en todo el país. Los reos están encerrados casi 23 horas al día en una celda de escasas dimensiones, con un camastro y una mesita de hormigón y un sanitario para sus necesidades e higienizarse. Carece de todo contacto con el exterior y son fríos en invierno y calurosos en verano, siempre oscuros y húmedos. Aunque las justificaciones de su uso son varias (ver nota central) es ante todo una forma de disciplinamiento, que genera a menudo al preso depresiones agudas, insomnio y puede llegar a inclinaciones suicidas, delirio y alucinaciones, señalan expertos.
Image
Image
Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.