Exclusivo Suscriptores

El MPN debate entre rearmarse o entrar en la lista de adopción de Rolando Figueroa

El dilema del partido que perdió el poder hace un año es digerido por los integrantes de sus órganos partidarios. Ser parte del frente de Rolando Figueroa o mantener la identidad.

Tal vez fue el número del día, el miércoles 13 de marzo, de la mala suerte, cuando habían sido convocados los diputados del MPN y el diputado nacional del partido, que reemplazó a Rolando Figueroa en el Congreso Nacional, Osvaldo Llancafilo.

Las invitaciones no las hizo personalmente el presidente del partido, titular de la Junta de Gobierno, Omar Gutiérrez, sino el secretario de Acción Política, Tomás Martínez. La reunión fracasó.

Hubo que desinvitar a los invitados y “dibujarla” hacia afuera de que en realidad se trató de un testeo para ver cuándo se podía hacer.

Lo anecdótico de la reunión fallida es que pintó de cuerpo entero la situación en la que se encuentra el partido, no como organización política porque sus autoridades están activas sino como vanguardia de los más de 90 mil afiliados, una treintena de jefes comunales y más del triple de concejales en toda la provincia.

Después de que el 16 de abril de 2023 perdió el partido que no podía perder, 35,6% sobre 33,1% le ganó Figueroa con su variopinto ideológico Frente Neuquinizate, la asistencia a convocatorias perdió la automaticidad.

El agravante es que pasó casi un año, exactamente 11 meses, sin que la Junta de Gobierno tuviera actividad pública, dicen que hubo reuniones pero “privadas”.

La Convención que preside Jorge Sapag mantuvo su lento dinamismo y en la última convocatoria de diciembre juntó a 31 de los 50 convencionales. Digerir la derrota en un movimiento que fue creado y conducido por líderes naturales no fue tarea sencilla. Los afiliados que accedieron a un cargo buscaron direccionar su norte.

Los más atrevidos lo convocaron a Figueroa y le pidieron que regrese -fue en un asado en Cutral Co- quien les agradeció y les bajó la expectativa. Les dijo que debía equilibrar las fuerzas que lo llevaron al poder provincial y que una acción de esa naturaleza podía entorpecer.

Los prudentes de bolsillos vacíos (intendentes que ven lejos la asistencia de plata del Estado) le pidieron al gobernador que tome la titularidad del partido, pedido del que Gutiérrez estaba al tanto. La fallida reunión del 13 fue como el punto de partida para que se iniciara un raid de encuentros en seccionales a las que concurrieron por un lado el diputado nacional Osvaldo Llancafilo y por el otro -menos hay que decirlo- el exgobernador Gutiérrez.

Se habló de política, obvio, de la necesidad de la “autocrítica” y de poner una copa de reproche por los cargos que por decisión de Figueroa tienen el mismísimo Gutiérrez (se quedó desempleado el 10 de diciembre de 2023 porque no era empleado de planta del Estado) en el directorio de YPF, y otras dos integrantes de la Junta de Gobierno, María Eugenia Ferrareso como directora general de Planificación y Seguimiento de Obra y María Fernanda Villone como subsecretaria de Gestión Comunitaria.

Hubo una “autocrítica”, tal vez sin la vehemencia que algunos esperaban, cuando Sapag sacó las cuentas de que el MPN mantuvo su caudal de votos histórico, aunque el Frente de Figueroa sacó dos puntos más.

Se apuntó, entonces, al juego de que la oposición debía ser colonizada con la oferta de colectoras. Esto le dio resultados en su momento y ahora fracasó, aunque a Figueroa le dio resultados. Fue temporal.

Primera cuestión, las colectoras per se no sirven si no tienen contenido propio. Se recuerdan las 15 que tuvo Mariano Gaido, una suerte de Quiero vale cuatro al método que fue perfeccionado por Sapag y, en el caso del jefe comunal, hizo colectoras temáticas. A casi un año del quiebre del poder en Neuquén no va a existir más que eso.

Segunda cuestión. Ahora, en las reuniones que se mantienen con la misma gente por separado, se siembran intrigas. Unos aducen que el último exgobernador busca pista para presentarse como candidato a senador el próximo año y los otros replican que el que pretende otro cargo electivo es el diputado nacional. Para ambos es lógico y es la pulsión política lo que mantiene la vida interna de los partidos.

Tercera cuestión. Hablando de vida interna, los que andan sin brújula son los de la lista Azul y Blanca de los petroleros. Participaron de la faena del 16 de abril detrás de Marcos Koopmann y amasaron una lista de diputados con tres integrantes entre los primeros diez expectantes. De todas formas renunciaron a la conducción del partido y, desde afuera, cuestionaron que no había dirección política y que van a seguir participando.

La reunión que había convocado la Junta de Gobierno del MPN se suspendió y dicen que fue porque yo dije que iba a ir”.

Marcelo Rucci es el titular de la Agrupación Azul y Blanca del MPN

Piden renuncias y elecciones


Un grupo de afiliados presentó una nota con diez firmas al presidente del MPN Omar Gutiérrez en la que le solicitan la renuncia a la titularidad de la Junta de Gobierno y que haga un llamado a elecciones internas para renovar los órganos partidarios.

Adujeron que desde el 16 de abril no hubo convocatoria de afiliados y que ven “una gran falta de conducción”.

Marcaron tambén que miembros de la junta, la convención y de las seccionales asumieron cargos de funcionarios con el actual gobierno “dejando en claro al no dirigirse a los afliados la falta de compromiso con el partido o la duda si han trabajado en contra de nuestro querido MPN”.

Agregaron que en los últimos años sufrieron la falta de apertura hacia los afiliados y militantes “cerrando el partido para no permitir la participación, anteponiendo el autoritarismo para poner candidatos a dedo”. El texto que fue entregado a la Junta de Gobierno el 25 de marzo justifica que el actual gobernador fue empujado a presentarse por fuera de “nuestro MPN” y firman “los que queremos de verdad al MPN”.

La seccional Primera de Colón y San Martín de la ciudad de Neuquén -hasta el 2015 se la identificaba como la segunda Casa de Gobierno- fue la que recibió a los dirigentes del partido desde Jorge Sapag hasta Omar Gutiérrez, aunque el titular Germán Chapino no se olvida de las convocatorias que no tuvieron eco. Por ahora prima “la gobernabilidad”.


Prevén dos reuniones una presencial y otra virtual


El martes 26 se realizó un encuentro entre la Seccional Neuquén y la Junta de Gobierno del Movimiento Popular Neuquino, donde “se avanzó en los temas que se vienen planteando y trabajando de manera articulada, entre ellos la creación de centros de distritos y la escuela de liderazgo”.

Se informó que en el encuentro se acordaron dos encuentros junto a la militancia, uno presencial y otro virtual, para dialogar sobre la política actual, pero no se indicó la fecha.

El presidente del bloque de concejales del MPN, Atilio Sguazzini, expuso ante la seccional la agenda de trabajo que desarrollan en forma conjunta con el Intendente Mariano Gaido, el jefe comunal del partido de la ciudad son más votos.


Comentarios