Gran acumulación de algas en Marí Menuco produjo el corte de agua en Neuquén

La acumulación de estos organismos en el sector donde se ubican las defensas que protegen las bocatomas impidió continuar con el bombeo. Las algas fueron arrastradas por el viento.

Actualizada 23:00

El abastecimiento de agua potable a la zona norte de la ciudad de Neuquén comenzará a normalizarse en las próximas horas una vez que se llenen las cisternas y se pueda recuperar el sistema de conducción desde el lago Marí Menuco.

«En este momento lo que respecta al oeste de la ciudad se está bombeando de forma normal, mientras que a la zona este un 80%, razón por la cual estos barrios tardará un poco más en recuperar presiones. En este momento ese aumento de caudal se ve reflejado en el aumento de los niveles de las cisternas, que posteriormente cuando se presuricen todas las cañerías, repercutirá en el suministro domiciliario», informó esta noche el Ente Provincial de Agua y Saneamiento, EPAS.

El director el servicio Neuquén del EPAS, Esteban Rodríguez, informó que este fin de semana hubo problemas con la producción de agua potable para abastecer a la zona norte de la ciudad de Neuquén que totaliza un poco más de la mitad de los usuarios de la ciudad.

Describió que hubo una rotura del sistema de filtrado de la bocatoma del lago Marí Menuco porque el viento extraordinario produjo una afluencia extraordinaria de algas al sector donde se había hecho una defensa para que se juntara agua.

Rodríguez, en diálogo con LU5, dijo que el panorama en la tarde de este lunes era más favorable al de la mañana y al de la tarde del domingo cuando se produjo el problema más grave. «Hacia el oeste estamos produciendo el 100% y hacia el este en un 80%, aunque falta que se presuricen las redes para que a todos los usuarios les llegue el servicio con normalidad», afirmó.

Aclaró que el principal problema fue la afluencia de algas y sedimentos en la bocatoma y no tanto los cortes de energía que no permitieron el funcionamiento de las bombas para el caso del sistema que se abastece desde el río Limay.

«Tenemos que terminar de reparar los filtros pero el inconveniente mayor ya está resuelto«, manifestó y aclaró que la toma está en el lago y la planta de potabilización en la zona de la meseta de la ciudad de Neuquén, a unos 40 kilómetros de distancia.

El servicio está interrumpido en la zona norte de la ciudad de Neuquén y parte del este que incluye Confluencia y Santa Genoveva. En algunos sectores volverá más rápido y, en el caso de Confluencia o Valentina Norte Rural, va a demorar un poco más.

«En el transcurso de la noche y la madrugada se debería normalizar totalmente», afirmó el funcionario del EPAS. Se depende del consumo y el tiempo que demore en presurizar las cañerías.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios