Exclusivo Suscriptores

KoKo rechaza el piso de $800 fijado por el Gobierno de Río Negro y pide un boleto “liberado”

La empresa dice que quedaron en el medio de las disputas entre Nación y los gobernadores. El ministro Echarren ratificó que podría haber sanciones si insisten en cobrar por encima del monto regulado.

La tensión no cedió ayer entre el Gobierno de Río Negro y la empresa KoKo, que ratificó su intención de cobrar un boleto mínimo por encima de la suma aprobada por el Ejecutivo.

Después del paro de choferes de ayer, los servicios deberían reanudarse durante la jornada de hoy en las líneas que comunican ciudades rionegrinas con Neuquén, pero esa reactivación en las rutas no significa que haya desaparecido el conflicto entre la firma y la administración de Alberto Weretilneck, que el lunes fijó el precio del boleto mínimo a 800 pesos, cuando los concesionarios pretenden 1.510 pesos, es decir un 88,7% más que lo autorizado.

“Lo que está pasando es que la empresa queda en el medio de dos visiones distintas de país. Los gobernadores quieren una tarifa a muy bajo precio y la Nación dice otra cosa, pensando una tarifa basada en los costos”, sostuvo ayer el contador de KoKo, Nicolás Herrera, en diálogo con RÍO NEGRO RADIO.

Por su parte, el ministro de Obras y Servicios Públicos de la provincia, Alejandro Echarren, ratificó la decisión de multar a la empresa si mantiene su postura de cobrar por encima de los precios fijados por la Secretaría de Transporte de Río Negro.

El funcionario siguió la línea que fijó el lunes el gobernador, Alberto Weretilneck, y dijo que la persistencia de una conducta de ese tipo exponía a KoKo a un retiro de la concesión.

“Es algo que no podemos esperar mucho más. Si siguen cobrando un monto que no tienen permitido, tenemos a otras empresas con las que podemos cubrir los recorridos”, planteó Echarren, en diálogo con periodistas de este diario.

La crisis tiene su origen en las diferentes estructuras del Estado que intervienen para regular el sistema de transporte en la región.

Los servicios interprovinciales dependen de Nación -con la llamada “línea 914”- mientras que Río Negro regula los recorridos del Alto Valle que van desde Cipolletti hasta Chichinales, donde existen también servicios locales, que comunican zonas rurales con sectores urbanos.

El contador de KoKo ubicó ayer a la empresa como víctima de las distorsiones del sistema, donde “para los sueldos nos regula el acuerdo del AMBA, pero para recaudar nos imponen la mirada provincial”.

RÍO NEGRO RADIO le preguntó a Herrera cómo se resuelve, a su juicio, esa controversia. Y contestó: “Se resuelve dando libertad tarifaria, porque cuando decimos 1.510 pesos, no es un número caprichoso. Es algo que está sustentado por un estudio técnico. El transporte tiene que poder cobrar lo que vale el servicio, como lo hace cualquier empresa o negocio, para no tener esta discusión todos los meses”.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora