Quita de subsidios: aún no está claro si el tope de 400 kWh es mensual o bimestral

El dato es esencial para saber si cuántos hogares del país serán alcanzados por el fin del beneficio.





El consumo medio de electricidad en los hogares de Río Negro y Neuquén es de entre 200 kilovatios hora (kWh) por mes, la mitad de lo que aparece por ahora como tope para evitar la pérdida del subsidio en el componente de la tarifa que corresponde a la generación y el transporte de energía. A pesar de que la vocera presidencial, Gabriela Cerruti, afirmó la semana pasada que ese umbral es para una demanda mensual y no bimestral, la aclaración no termina de aclarar.

La tarifa de electricidad que pagan los hogares de todo el país tienen tres grandes componentes:

el costo de abastecimiento, que es la generación y el transporte, y que las distribuidoras como Edersa, CALF, EPEN o CEB deben trasladarlo directamente al precio final, en un proceso que en la jerga se lo conoce como «pass throught». Este segmento es de regulación nacional.

los impuestos nacionales y provinciales, y las tasas municipales, además de otros cargos que suelen colocarse en la boleta de luz, desde el alumbrado público hasta los aportes para bomberos.

el llamado «valor agregado de distribución», que es la parte de la torta que financia el funcionamiento de las distribuidoras. En general, los valores de este tramo son regulados por las provincias o, en el caso de la provincia de Neuquén, los municipios. La excepción es la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, que, por ser de regulación federal, depende de un ente regulador nacional, que ha garantizado en esa área el precio más bajo del país.

El subsidio nacional se aplica sobre el costo de abastecimiento y es igual para todo el país. Si ese valor se triplicara, como se especula que pasaría con los kWh consumidos por encima de ese tope, el aumento del valor final de la factura será proporcional al peso de este componente.

En Bariloche, el consumo promedio de los 44.500 hogares es de 270 kWh por mes, pero no son pocos los que no tienen servicio de gas naturales por redes y deben apelar a la electricidad para darse calor o cocinar. Además se estima que hay 4.000 hogares en barrios irregulares.

En cambio, los 220.000 hogares atendidos por Edersa tienen como consumo medio alrededor de 200 kWh por mes.


¿Y entonces cómo va a ser?


De lo poco que se sabe, queda claro que:

• los que no llenaron el formulario para seguir recibiendo el subsidio van a pagar algo parecido a la tarifa mayorista plena.

• los que no califican para mantener el subsidio (ingresos altos, muchas propiedades) también deberían pagar más que en la actualidad, aunque con un gradiente entre el precio actual y el que no tiene subsidio.

• toda demanda por encima del tope de los 400 kWh (ya sea por mes o por bimestre) se facturará sin subsidios. Para que quede más claro: sólo el excedente de ese tope costará más caro.

Por eso es clave que, en el inicio de esta semana, se conozca el período a considerar para calcular el exceso.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Quita de subsidios: aún no está claro si el tope de 400 kWh es mensual o bimestral