Por el escandaloso pase de Neymar, renunció Rosell

Josep Bartomeu ocupará el cargo de presidente del Barcelona hasta el 2016.

exterior

Sandro Rosell presentó ayer su dimisión como presidente del Barcelona, por lo que el vice primero, Josep María Bartomeu, dirigirá el club hasta 2016 tras desestimar la convocatoria a elecciones.

Rosell apareció ante la prensa con gesto serio y ojos vidriosos. Justificó su renuncia por motivos personales después de las presuntas irregularidades cometidas en la contratación del brasileño Neymar, que llegó al club a cambio de 95 millones de dólares, pero la CD anunció que fue por 57.

Al mismo tiempo, anunció que Bartomeu, su hombre de mayor confianza, será el nuevo presidente hasta 2016, cuando termina el mandato de la actual Junta Directiva. Es decir, no habrá elecciones anticipadas, algo con lo que se especuló durante las últimas horas.

“Esta época de éxitos ha tenido también momentos difíciles. Desde hace meses, nuestra familia y yo mismo hemos sufrido ataques de ansiedad por ataques personales”, dijo Rosell.

Y añadió que “la contratación de Neymar ha desatado la envidia de algunos rivales” para justificar todo el ruido generado en las últimas semanas con las presuntas irregularidades en el fichaje del brasileño, que finalmente desembocó en una querella contra él.

Luego habló Bartomeu, quien afirmó: “A partir de hoy (ayer) lideraré este proyecto hasta acabar el mandato. Seguiremos trabajando y apostando por todos los valores que nos han guiado en estos años”.

El nuevo presidente rogó unidad a todo el barcelonismo en estos tiempos tan extraños. “Pedimos que los socios continúan apoyando este proyecto. Todos los retos y objetivos continúan vigentes. Seguiremos aspirando a todo”, expresó.

AP


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios