Por Fabra, Boca le ganó a Temperley

Boca sigue sin convencer, pero volvió al triunfo y continúa como puntero. Temperley le cerró los caminos hasta que un centro de Fabra se colgó en el segundo palo. Tevez inventó un penal y Ayala se lo atajó. Pasó de todo, pero nadie lo baja de lo más alto.

Si el fútbol se analiza solo por resultados, Boca no tendría lugar a cuestionamientos, al menos en el torneo local. Ayer ganó 1-0 en casa por Superliga ante Temperley y lleva un año y dos meses como líder en su país. De todas formas, el rendimiento futbolístico del conjunto de la ribera está muy lejos de ser el mejor.

Le costó muchísimo superar a un equipo hoy está perdiendo la categoría y tiene un plantel largamente inferior pero logró ponerlo en aprietos a la hora de generar fútbol.

El primer tiempo de Boca fue de flojo para abajo. La visita le planteó bien el partido con sus herramientas. No permitió que Tevez trabaje cómodo entre los volantes centrales del Celeste y salió rápido por izquierda aprovechando una tarea endeble de Leo Jara. Matías Orihuela ganó casi siempre en el mano a mano.

El Xeneize estuvo estático, sin movilidad y tardó 33 minutos en generar la primer chance clara de gol. Un centro de Pavón fue bien anticipado por Walter Bou, cuya definición pegó en la parte externa de la red en el primer palo. Sin embargo, el equipo del Gato Esmerado respondió al toque con un gran pivoteó de Marco Figueroa para que Ramiro Costa tome el balón de sobrepique y exija una respuesta fantástica de Agustín Rossi.

En los últimos 10’, el equipo de los mellizos empujó un poco más y llegó de nuevo. Un pase largo para Pavón fue definido muy mal por el delantero mano a mano con Josué Ayala. Después, el línea anuló correctamente una asistencia deliciosa de Bou para Nández tras pase de Tevez.

Para el complemento, el trámite no cambió demasiado. Hubo continuidad en la intención ofensiva de Boca y la intensidad del equipo visitante.

Iban 13 del segundo tiempo, cuando Fabra quiso meter centro de zurda y la clavó en el segundo palo de Ayala para desatar el grito de gol en La Bombonera.

Guillermo Barros Schelotto refrescó el ataque con el ingreso de Ramón Ábila por Bou. Wanchope estuvo apenas unos minutos en la cancha hasta que el delantero encontró una pelota suelta en el área y su remate dio en la base del poste izquierdo de Ayala.

Temperley hizo el desgaste en el primer tiempo. Ya no tuvo la profundidad para llegar al área rival porque el trajín del partido le quitó piernas. Apenas algún remate de Orihuela o pelotas paradas fue la forma de inquietar.

Pero una acción a 10 del final cambió el trámite del cierre del encuentro de ayer.

Cuando el partido pisaba los 35 del complemento, Tevez inventó un penal ante la marca de Bogino y Penel compró el pescado podrido que le vendió el 32 de Boca. Justicia divina: Ayala le tapó el remate al Apache y el tanteador siguió 1- 0.

Un par de minutos después, Leonardo Di Lorenzo avisó con un gran remate lejano que pasó al lado del ángulo izquierdo de Rossi. En la jugada siguiente, Fabra tapó el remate del ingresado Montagna. Esa acción del colombiano valió igual o más que el tanto convertido.

El entrenador local hizo cambios para cerrar el partido y que corrieran los minutos (42’ y 47’). A Boca lo que le importa es ganar, como a todos. Sus formas convencen más a propios que a extraños, pero hace rato que esta coyuntura se repite en el fútbol doméstico y la tabla tiene al mismo líder cada vez que termina una fecha desde diciembre de 2016.

No es poca cosa. Sigue arriba y tiene 7 de ventaja sobre el sorprendente Talleres (37-30).

Números en
azul y amarillo
3
los goles de Fabra desde que llegó a Boca a comienzos de 2016. Ayer tiró centro, pero vale un gol como todos.
428
días líder. Boca lleva un año y dos meses como puntero del fútbol argentino.
Esmerado se fue expulsado por protestarle una falta a Penel. El DT visitante caminó por todo el campo y cruzó palabras con jugadores de Boca.
corresponsalía neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.